viajando con mascota

Las mascotas no deben entorpecer ni la visión, ni generar distracciones al conductor, ni interferir en la conducción.

Del mismo modo que el conductor y los pasajeros del vehículo deben ir bien sujetos con su cinturón de seguridad, las mascotas también deben viajar seguras. Si eres de los que viaja con su mascota a cuestas debes saber que no debe entorpecer ni la visión, ni generar distracciones, ni interferirte en la conducción.

Los datos revelan que, año tras año, se producen miles de accidentes de tráfico con víctimas o daños materiales relacionados con animales domésticos, por ello es importante que tomes nota de estos conejos, para evitar accidentes mientras viajas con tu mascota.

Cuando se viaja con un perro o un gato, por ejemplo, lo primero que hay que tener claro es que debes limitar su libre movimiento por el coche. ¿Cómo? A través de redes y rejas para separar habitáculos, trasportines o arneses de sujeción.

El animal nunca debe viajar en el asiento delantero del coche, sobre todo si va equipado con airbag. Tampoco debe ir tumbado sobre la bandeja trasera o detrás del conductor, ya que en caso de accidente el animal saldrá lanzado contra el reposacabezas del conductor y ambos sufriríais lesiones muy graves, incluso mortales.

¿Qué dispositivos es el más adecuado para tu mascota?

En el mercado hay diversas posibilidades a la hora de viajar con seguridad con tu mascota. Pero… ¿Cuál es la mejor? A la hora de elegir un sistema de sujeción seguro, hay que optar por los que han demostrado su eficacia mediante ensayos de choque o que están homologados mediante normas europeas:

  1. Arnés: son recomendados más para perros. Sujetan a las mascotas mediante el cinturón de seguridad o los dispositivos Isofix del coche. Es más recomendable optar por el arnés de dos enganches y que tenga un sistema de unión corto, para llevar el animal más sujeto y evitar que éste se tambalee.
  2. Transportín: Es uno de los métodos más seguros. En caso de disponerlo en el maletero (para perros de gran tamaño) se colocará lo más cerca posible del respaldo y en posición transversal respecto a la dirección de la marcha. Para perros de pequeño tamaño y gatos, los transportines se deben colocar dentro del habitáculo, concretamente sobre el suelo detrás de los asientos delanteros. Nunca se debe colocar un transportín sobre el asiento sujeto por un cinturón de seguridad, ya que las pruebas realizadas ponen de manifiesto que la caja se rompe y la mascota sale despedida a través de la pared del transportín.
  3. Rejilla divisoria: recomendada para animales de gran tamaño y para vehículos con portón trasero o familiares. Permite a la mascota moverse libremente sin molestar al conductor, pero en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, puede sufrir lesiones muy graves. Por lo que es recomendable llevar el animal dentro de un transportín.

Y además de todos estos dispositivos de seguridad para tu mascota, recuerda que también juega un papel importante realizar un correcto mantenimiento del vehículo para poder viajar seguro tú y tu mascota. Si no lo has hecho aún, pide ya cita en tu taller Autofit más cercano.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar