¿Cómo usar bien las luces del coche?

luces del coche
Las luces del coche sirven para ver pero también para ser vistos.

Ya hemos dejado atrás la época del año de más luz solar y nos adentrados en los meses del año más sombríos, por los que cada vez va a ser más frecuente tener que hacer uso del sistema de iluminación del coche.

No sólo se trata de encender las luces cuando es de noche y apagarlas cuando es de día. Saber utilizar bien las luces del coche cuando es debido es algo que algunos conductores les cuesta recordar. Usar el sistema de alumbrado del coche correctamente puede ser decisivo en emergencias, en inmovilizaciones en vías mal iluminadas, circulando por carreteras reviradas o dentro de un túnel.

Por ello conviene repasar las situaciones en qué se debe utilizar cada tipo de luz. Recuerda, además, que circular sin el alumbrado reglamentario puede suponer una multa de 200 euros y la retirada de tres puntos del carnet, así que presta atención.

Luces para ver

  • Luz de cruce o cortas. Se han de usar siempre de noche, y de día cuando cruces un túnel y en carriles habilitados para circular en sentido contrario, y cuando de día te encuentres con condiciones meteorológicas adveras (niebla, mucha lluvia, nevada, nubes de polvo o humo).
  • Luz de de carretera o largas. Se pueden usar de noche en carreteras o autovías y autopistas insuficientemente iluminadas siempre y cuando no se deslumbre a los demás conductores.
  • Antiniebla delantero. Se usan únicamente cuando las condiciones de visibilidad son reducidas. Es un tipo de luz baja y básicamente te ayuda a poder seguir las líneas del borde de la calzada en caso de niebla espesa o mucha lluvia, por ejemplo. Se puede utilizar aislada o junto con las de corto y largo alcance.

Luces para ser vistos

  • Luz de posición. Deben usarse de noche, en túneles o cuando la visibilidad es reducida, junto con las de cruce, pero esto no supone problema porque se conectan solas al accionar las luces de cruce. Es importante usarlas también cuando de noche te ves obligado a parar en la calzada o en el arcén o haya condiciones meteorológicas o ambientales que reduzcan la visibilidad.
  • Luces diurnas (LCD). No todos los coches las tienen. Son obligatorias para todos los vehículos fabricados en la Unión Europea a partir del febrero del 2011 y desde agosto del 2012 también lo son para todos los autobuses y camiones de nueva fabricación. Se conectan automáticamente cuando arrancamos el vehículo y sirven para hacernos más visibles entre la salida y la puesta del sol. Pero debes recordar que sólo funcionan delante, y no detrás, por lo que cuando circules por un túnel, o cuando de día haya una baja visibilidad deberás encender las luces de cruce.
  • Antiniebla trasera. Es conveniente conectarlo cuando la visibilidad empieza a reducirse por niebla, lluvia fuerte, nevada, cortina de humo o polvo.
  • Marcha atrás. Se enciende automáticamente al poner la macha atrás. Es de color blanco y sirve para avisar a los conductores y peatones de que el coche circula hacia atrás.
  • Intermitentes. Su uso es obligatorio para señalizar cualquier desplazamiento lateral y se debe advertir con unos segundos de antelación antes de iniciar la maniobra. De este modo los demás coches saben tu intención de ir para un lado u otro.
  • Luz de emergencia. Pueden ser usadas tanto en coche parado, para señalizar una parada en la calzada o en el arcén, como en un coche en movimiento para avisar de un peligro al resto de vehículos.

Si todavía no has hecho aún una revisión exhaustiva del sistema de alumbrado de tú coche… ya estás tardando. Pide cita en tu taller Autofit. Recuerda que para tu seguridad, en carretera es importante ver pero también ser vistos.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

¿Cómo usar bien las luces del coche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad