Un videojuego te permite vivir la experiencia de ser mecánicoDel PC a la consola. Si eres un apasionado de los coches y sueñas con pasar tu tiempo libre entre bujías, cajas de cambios y pastillas de freno, estás de enhorabuena: Car Mechanic Simulator, un videojuego de mecánica hiperrealista, ahora está disponible para Playstation 4 y Xbox One.

En 2014 llegaba a los ordenadores este videojuego que, con las sucesivas mejoras y actualizaciones, ha ido ganando en calidad y adeptos (la primera versión logró más de 5 millones de descargas en todo el mundo).

Aunque estaba previsto que llegara a las consolas a finales de 2017, ha sido a finales de junio de 2019 cuando ha dado ese salto. Con Car Mechanic Simulator podrás gestionar de manera virtual un taller mecánico en el que tendrás que reparar, calibrar, pintar, vender y probar hasta medio centenar de vehículos.

Eso sí, en la vida real, no juegues con tu coche y déjalo sólo en manos de profesionales. Confía a los talleres Autofit el cuidado de tu coche. Además, ahora puedes beneficiarte de nuestra Campaña 0,0 Averías, en colaboración con Stop Accidentes, y ganar fantásticos premios ¡Apúntate!

¿Cómo es el videojuego?

La premisa del juego es sencilla. Partiendo de un pequeño garaje, y con sólo un par de llaves y destornilladores, deberemos labrarnos un nombre como profesionales del sector, buscando coches que reparar y devolverlos a la vida para luego venderlos, ganar dinero e ir progresando.

Al comienzo del videojuego, con un breve tutorial, aprendemos los aspectos básicos de su funcionamiento. Una vez nos enfundemos virtualmente el mono de trabajo iremos aprendiendo sobre el motor, el sistema de frenos, la suspensión, la carrocería…

Car Mechanic Simulator

Tras aprender lo necesario y reparar los primeros automóviles de nuestro taller, Car Mechanic Simulator proporciona una doble experiencia de juego.

Por un lado, un modo ‘libre’ en el que podemos rescatar del desguace viejos clásicos para restaurarlos y devolverlos su antigua gloria.

Y por otro, un modo ‘historia’, en el que debemos descolgar el teléfono para completar encargos concretos introducidos por un puñado de líneas de texto. Aquí, cada propietario describirá los problemas y características de su vehículo solicitándonos desde una simple puesta a punto, hasta una reforma integral del motor o de su carrocería.

Como recompensa por nuestro trabajo acumularemos experiencia con la que subir de nivel y dinero para gastar en mejoras para los vehículos o en la ampliación del taller. Actualizar el taller, por ejemplo, nos permitirá almacenar más vehículos, obtener mejores equipos o desbloquear nuevas mesas de trabajo con las que optimizar las reparaciones.

Más de 1.000 piezas disponibles

Con el tiempo seremos capaces de desarmar un vehículo para encontrar piezas rotas, quitar otras y colocarlo todo en su sitio con la seguridad de que finalmente arrancará.

Uno de los principales problemas que encontraremos es el de no saber determinar qué pieza es la que se ha de cambiar. Si eliminamos una incorrecta, la única pérdida será económica, pues deberemos adquirir otra.

Y si nos equivocamos, el videojuego nos dará facilidades y pondrá nuevamente en nuestro inventario los materiales que necesitamos para cada trabajo. En niveles de dificultad elevados las ayudas también existen, aunque son menores.

El juego cuenta con 48 vehículos diferentes de marcas como Mazda o Jeep. Además, recopila más de 1.000 piezas de vehículos disponibles y todo tipo de herramientas con las que hacer frente a cada una de las tareas.

Aquí es donde brillan sus espectaculares gráficos, tanto en los vehículos como en cada una de las partes y piezas que los componen, o en los entornos en los que nos movemos.

Por si las tareas mecánicas no fueran trabajo suficiente, el videojuego incluye diversas opciones para probar el estado y rendimiento de los coches que manipulamos, como rutas por carretera, pistas de prueba y pistas de carreras.

Aunque no estamos ante la calidad de un videojuego de conducción como tal, este ‘plus’ añade variedad y diversión. Además, para conseguir nuevos vehículos, el videojuego implementa un sistema de subastas de coches donde podemos pujar con otros postores.

 

 

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar