café_coche_tapicería

Bien porque utilizamos el coche como herramienta de trabajo, bien porque viajamos con niños, es difícil evitar que la tapicería del coche se manche.

A todos nos gusta tener la tapicería del coche como nueva. Pero es cierto que es tarea difícil que se conserve limpia toda la vida, bien porque tienes niños –y ya se sabe que niños y limpieza no es un binomio que combinen bien- o porque tu vehículo es tu herramienta de trabajo. Sea por la razón que sea, siempre hay algo que termina ensuciando la tapicería. Las manchas más habituales que suelen encontrarse suelen ser de café, tinta, sangre, grasa, maquillaje, chocolate, chicles o vómitos. ¿Cómo eliminarlas?

Existen talleres especializados en la limpieza de interiores o, si prefieres hacerlo tú, también hay productos específicos para limpiar tapicerías, como la espuma, por ejemplo, que es uno de los productos más usados. Los puedes encontrar en gasolineras, grandes superficies o tiendas especializadas en la reparación de vehículos. Pero si quieres ahorrarte algún dinerillo, a continuación te vamos a dar algunos trucos caseros para eliminar esas odiosas  manchas de la tapicería.

Tapicería del coche como nueva

Tienes que tener en cuenta el tipo de tapicería que tiene tu coche. Si es de cuero, lo aconsejable es aplicar, de vez en cuando, crema nutritiva especial para tapicería y, ante cualquier mancha, utilizar productos especializados para quitar manchas en esa superficie. El cuero es un material delicado y su mantenimiento es más costoso que el de tela.

Si tu coche está equipado con tapicería de tela combatir las manchas con productos caseros es más fácil. Ten en cuenta que las mezclas se deberán dejar encima de la mancha para que actúe y posteriormente secar con suavidad con un trapo seco. Nunca frotes, podrías llegar a dañar irreparablemente la superficie.

  • Manchas de maquillaje: para quitarlas podría bastar con aplicar un poco de detergente para la lavadora o desmaquillante, aunque con ésta opción tienes que tener cuidado porque podría tener una reacción corrosiva sobre la tela.
  • Manchas de grasa: para acabar con ellas mezcla agua con un poco de desengrasante y aplícalo sobre la mancha.
  • Manchas de tinta: prepara una mezcla de agua con alcohol a partes iguales. Posteriormente aplica la mezcla sobre la mancha en cuestión.
  • Manchas de café: estas manchas se pueden quitar fácilmente con agua fría y limpiador para cristales.
  • Manchas de chocolate: con un trapo húmedo y jabón líquido puedes lograr
  • Chicles: es la chuchería que más miedo nos da porque luego quitarlo es muy complicado. Un truco. Endurécelo con hielo y con la ayuda de una espátula retíralo con cuidado.
  • Vómitos: son quizás las manchas más latosas. No sólo porque lo dejan todo perdido sino por el olor tan desagradable que dejan. Lo mejor es limpiar los vómitos lo antes posible, con agua y jabón o con toallitas de bebés –son milagrosas-. Para el olor tendrás que dejar un rato las ventanas abiertas para ver si así se dispersa, aunque no siempre logramos que desaparezca

No descuides la limpieza interior de tu vehículo, que a veces es verdad que lo tenemos un poco descuidado, ni tampoco olvides realizar un mantenimiento periódico del vehículo en tú taller Autofit más cercano.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar