tipos de luces

Actualmente, en el mercado automovilístico se encuentran cuatro tipos diferentes de luces además de la tradicional bombilla.

En Autofit no nos cansamos de recordarte lo importante que es contar con un buen sistema de iluminación en el coche, sobre todo cuando se conduce de noche. Las luces son una pieza fundamental en materia de seguridad vial, por eso es importante revisar los faros periódicamente y cambiarlo o repararlo en caso de que no funcione adecuadamente.

Actualmente, en el mercado automovilístico se encuentran cuatro tipos diferentes de luces. Conocerlos y saber sus ventajas, tal vez te ayuden a la hora de elegir un nuevo modelo de coche o, en caso de que quieras cambiar los faros, hacerlo con conocimiento.

A lo largo de la historia, los faros y los tipos de iluminación han evolucionado mucho. ¿Sabes cuántos tipos de luces puedes encontrar actualmente en el mercado? Además de la bombilla tradicional actualmente en el mercado puedes elegir entre halógenas, pasando por las bombillas LED, xenón y hasta proyectores láser. Un amplio abanico de posibilidades y con sus características concretas.

Tipos de luces

  • Halógenas: son en la actualidad las más comunes entre los coches modernos. Tienen una capacidad de iluminación muy alta y su duración es mayor que el de las bombillas tradicionales. Se trata de una bombilla normal, solo que en vez de tener solo el filamento, tiene también un gas halógeno, que suele ser yodo. Suelen aguantar entre 3.000 y 4.000 horas de iluminación, son bastante económicas y, por lo general, son fáciles de cambiar.
  • Xenón: la evolución de las lámparas halógenas derivó en las luces de xenón. Surgieron hace 25 años. Fueron introducidas por primera vez para las luces de cruce en 1991 por la empresa Osram en el BMWSerie 7 y desde el 2001 están presentes también en las luces de carretera, denominándose estas últimas luces bi-xenón. El funcionamiento es similar al de un tubo fluorescente, y su reemplazamiento debe realizarlo un profesional. Por otro lado consumen mucha menos energía y alumbran el doble que un sistema halógeno. Si están pensando en instalar este tipo de faros, infórmate antes, porque hay toda una serie de legalidades que debes cumplir para que sea un sistema de iluminación homologado.
  • Led: este tipo de faros son los que actualmente están en pleno crecimiento. Están constituidos por muchos puntos de luz, muchos leds, consiguen una iluminación casi tan potente como los de xenón. Proporcionan una luminosidad blanca, son de muy bajo consumo y prácticamente duran toda la vida útil del coche.
  • Proyectores láser: pese a que el concepto debe evolucionar, la iluminación LED Láser consigue iluminar el doble de distancia que un faro LED convencional, consume un 30% menos que el sistema de LED estándar y emite una luz muy similar a la luz del día, un dato crucial para la conducción nocturna. El inconveniente, su elevado coste.

Y para una mayor información de los diferentes tipos de luces, acércate a tu taller Autofit.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar