El sistema de frenos de tu coche ha de mantenerse en perfecto estado para garantizar un trayecto seguro. Es fundamental que todos los componentes este sistema de seguridad activa, pieza clave en el triángulo de la seguridad de tu automóvil junto a amortiguadores y neumáticos, esté en buen estado de mantenimiento. Asegúrate de revisarlo en tu taller Autofit.

Sistema de frenos: ¿Cómo funciona?

El funcionamiento del sistema de frenos es sencillo. Al pisar el pedal de freno, trasmitimos una fuerza a los componentes del sistema, fundamentalmente discos y pastillas de freno, que actúan sobre las ruedas para detener el movimiento del vehículo. Pero claro, cada vez que pisamos el pedal sometemos a sus componentes a un desgaste que acorta su vida útil. Por ello no debemos olvidarnos de revisar discos y pastillas de freno, así como el estado del líquido de frenos regularmente.

Síntomas de desgaste del sistema de frenos

mantenimiento del sistema de frenos

El comportamiento del sistema de frenos depende del buen estado de discos, pastillas y líquido de frenos.

El sistema de frenos, a su manera, nos avisa de que necesita de un mantenimiento o de la sustitución de alguno de sus elementos. Pero no es recomendable llegar hasta este extremo. Lo mejor es conducir con la certeza de que todos los elementos de nuestro coche está en buen estado: acostúmbrate a revisar al menos anualmente tu coche en tu taller Autofit.

Si, por ejemplo, notas que tienes que pisar demasiado el pedal de freno para que tu coche se detenga, es posible que el nivel del líquido de frenos no sea adecuado -o que haya perdido propiedades- y que las pastillas de freno estén demasiado desgastadas.
Si el líquido de frenos no está en condiciones adecuadas, notarás que en frenadas grandes o en descensos pronunciados el coche se queda casi sin freno. Ante cualquiera de estos síntomas es recomendable someter el sistema a una prueba de estanqueidad y controlar la temperatura de ebullición del líquido de frenos.

Tampoco es extraño que puedas notar temblores o vibraciones al frenar si el sistema de frenos, en este caso debido al estado de los discos, no es el adecuado. Es posible que debido al uso los discos de freno presenten irregularidades en su superficie que hagan que el contacto con las pastillas no sea el adecuado. Asimismo, es posible que notes un ruido anormal, metálico, cuando discos y pastillas de freno hacen contacto. El descaste de estos componentes, como ves, se deja notar. Pero además, y lo que es más importante, compromete una buena frenada ante un improvisto.

No esperes a que sea demasiado tarde y revisa el estado del sistema de frenos de tu automóvil en tu taller Autofit.

 

 

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar