Si tienes 400.000 dólares ya puedes reservar el primer coche volador

¿Has soñado alguna vez con un coche que, además, volara? Blade Runner, El quinto elemento, Regreso al futuro II… son sólo algunos ejemplos en los que el cine nos hizo soñar con un coche volador. Bien, pues ese sueño está cada vez más cerca de hacerse realidad.

La empresa estadounidense Terrafugia ya acepta prereservas del Transition, el primer coche volador listo para ser utilizado y cuya llegada al mercado está prevista a lo largo de 2019. Sus inicios se remontan a 2006 cuando cinco graduados del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) fundan Terrafugia para desarrollar el primer coche volador.

Esta start-up llamó la atención  del gigante automovilítico chino Geely —propietario también de Volvo y Lotus y de cerca de un 10% del capital de la alemana Daimler, matriz de marcas como Mercedes—y la adquirió en 2017.

Sólo tres años después de su fundación, en 2009, Terrafugia mostró por primera vez al mundo su Transition. Sin embargo, el camino no ha sido fácil y se han necesitado otros 10 años de desarrollo para que este vehículo, que pretende marcar un antes y un después en la movilidad, sea una realidad.

¿Cómo es el primer coche volador?

Este coche volador, que es biplaza, no puede levantar el vuelo en cualquier lugar. Necesita una pista como los aviones convencionales. El Transition montará un sistema de propulsión híbrido que le permitirá realizar trayectos por el aire de hasta 400 millas (unos 643 kilómetros) a una velocidad máxima de 100 mph (casi 161 km/h).

Respecto a su comportamiento por asfalto, la compañía no ha facilitado datos concretos, aunque asegura que podrá circular a ritmos de autopista. Para cambiar del modo aéreo al terrestre solo hay que pulsar un botón y esperar apenas unos minutos, el tiempo que tarda en replegar o desplegar las alas.

El vehículo monta asientos con cinturones de seguridad, airbags, paracaídas y varias cámaras de visión trasera, que mejoran el control visual de la parte posterior durante los recorridos por carretera. Su diseño cumple con los requisitos establecidos por la Administración Federal de Aviación (FAA) y la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA).

El hecho de que Terrafugia, con sede en Massachusetts (EE.UU.), se ciña a los estándares de estas agencias norteamericanas tiene su sentido. Y es que, en su fase inicial, el Transition sólo se ofrecerá en el mercado estadounidense.

El precio del vehículo no ha trascendido, pero, según diversos medios podría rondar los 400.000 dólares (unos 352.000 euros). No obstante, estos vehículos, por su alto precio, no estarán destinados, en un principio, para ‘consumo’ masivo, por lo que el principal objetivo a corto plazo es competir con el uso de aviones por parte de empresas, gobiernos y firmas de transporte.

El Transition no será el único

Terrafugia ya ha anunciado que también dispondrá en breve del TF-2, un modelo que, a diferencia del Transition, será capaz de llevar a cabo despegues y aterrizajes en vertical. Sin embargo, estos no son los únicos ejemplos de coche volador.

Liberty es otro coche volador desarrollado, en este caso, por la empresa holandesa PAL-V y que fue presentado en el salón de Ginebra de 2018. Este ejemplar, que también está previsto que salga al mercado en 2019, se comercializa en dos versiones: la serie limitada Pioneer Edition costará 499.000 euros, mientras que variante estándar Sport Edition tendrá un precio de 299.000 euros. La marca ya acepta reservas del Liberty, incluso en España.

Y es más. Precisamente DeLorean, la marca del DMC-12 de Regreso al futuro, trabaja en el DR-7, un prototipo para dos pasajeros, capaz de despegar y aterrizar verticalmente, y con una autonomía de unos 200 km. Además, DeLorean Aerospace aspira a que, en el futuro, el coche vuele de forma autónoma.

Pero aquí no queda todo. Audi, en colaboración con Airbus y diseñado por Italdesign, trabaja en el ‘Pop Up Next’, una idea conceptual de taxi volador, un vehículo híbrido entre coche autónomo y dron formado por tres módulos: cabina de pasajeros, módulo rodante y las hélices. Según se combinen los módulos, el vehículo puede desplazarse por tierra o por el aire.

Audi no es el único fabricante de coches inmerso en esta idea, pues Rolls-Royce y Aston Martin, entre otras marcas, también están trabajando en distintos proyectos en este sentido.

Confía en Autofit

Sea como sea tu coche ahora o en el futuro, habrá cosas que tengan en común con el Transition o cualquier otro coche volador: realizar una conducción respetuosa con las normas y procurarle un mantenimiento responsable.

Confía en Autofit para efectuar no sólo las revisiones recomendadas por la marca de tu coche. Los profesionales de los talleres de nuestra Red trabajamos para seguir siendo tu mejor opción a la hora de efectuar cualquier operación de mantenimiento o reparación que requiera tu vehículo.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

Si tienes 400.000 dólares ya puedes reservar el primer coche volador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad