París

Las etiquetas ecológicas son obligatorias tanto para los parisinos como para cualquier extranjero que quiera circular con su vehículo por París.

Desde el 16 de enero París es una zona de tráfico restringido y, por lo tanto, todo el que pretenda circular en coche por la capital francesa, sea parisino o foráneo, deberá llevar en su vehículo una de las 6 etiquetas ecológicas, denominadas Crit’Air. Unas etiquetas que identifican el nivel de contaminación de los vehículos y van desde el color verde (para coches eléctricos o de propulsión con hidrógeno), pasando por  la «1» de color violeta (coches que cumplen las normas Euro 5 y Euro 6), a la «5» gris (para los vehículos que cumplen la norma Euro 2).

De acuerdo con la ADEME (Agencia del Medio Ambiente y Gestión de la Energía francesa), en la región parisina, el tráfico por carretera es responsable de dos tercios de las emisiones de dióxido de nitrógeno y del 55% de las emisiones de partículas en París.  Estos datos, entre otros, son los que han llevado al Gobierno de Anne Hidalgo a implantar esta medida.

¿A quién afecta?

Estas etiquetas las deben llevar, según informa Paris Match, todos los vehículo eléctricos, los coches y utilitarios ligeros matriculados a partir de 1997 y los camiones matriculados a partir del 2001.

Así, en caso de picos de contaminación estas pegatinas permitirán adaptar el tráfico, en sustitución de la circulación alterna. Permitiendo circular determinadas categorías en función de los picos contaminantes.

Los turismos matriculados antes del 1 de enero de 1997, los vehículos comerciales ligeros de antes del 1 de octubre de 1997 y los vehículos de dos ruedas matriculados antes del 1 de junio del 2000 están prohibidos al tráfico en el interior de París durante la semana, de 8:00-20:00 horas. Un volumen que representa el 2% del flujo y el 5% de las emisiones, según ha informado el Ayuntamiento.

A modo de excepción, sí que se permite la circulación de los vehículos de emergencia, los coches de coleccionista que están identificados con una etiqueta gris, y, por un tiempo limitado, los vehículos de reparto de las tiendas y supermercados parisinos.

¿Cómo conseguir el adhesivo?

La pegatina se debe solicitar en la página web www.certificat-air.gouv.fr  y cuestan 4,18 euros.

¿Qué pasa si no tienes la pegatina?

Aunque por el momento no se prevé multar a ningún automóvil que no lleve puesta la pegatina, siempre y cuando sea de los que están autorizados a circular por las calles de París, la sanción asciende a 68 euros para los automóviles y 135 euros para los camiones pesados.

Además desde Autofit te animamos a poner a punto tu vehículo, no sólo porque con ello también contribuyes al medio ambiente sino porque con ello ganas en seguridad.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar