neumático

Hay neumáticos de invierno, neumáticos de verano y neumáticos aptos para todas las condiciones meteorológicas.

En el mercado existen diferentes tipos de neumáticos, cada uno con características y usos diferentes. Hay neumáticos de invierno, neumáticos de verano y neumáticos aptos para todas las condiciones meteorológicas, conocidos también como todo tiempo (all seasons). ¿Cuál usas tú?

En España, lo habitual, es usar neumáticos de verano, dada la temperatura de muchas de las regiones a lo largo de todo el año, aunque hay muchas zonas de  nuestro país donde en invierno, la temperatura baja de 7ºC. Por lo que es conveniente en estas zonas, el cambio de neumático.

Un neumático para cada situación

Neumático de verano: Pueden utilizarse en cualquier época del año, incluso con lluvia, ya que  estos neumáticos también están preparados para evacuar el agua. Pero digamos que su diseño y sus características técnicas hacen que tengan un mejor agarre y resistan más a la rodadura, permitiendo una conducción más suave y precisa en las épocas de alta temperatura. Los neumáticos de verano utilizan un caucho poco elástico, y por debajo de los 7 grados de temperatura se endurece y pierden flexibilidad y adherencia, lo que se convierte en peligroso para nuestra seguridad.

Neumáticos de invierno: A diferencia de los neumáticos de verano, el caucho de los neumáticos de invierno es más flexible y cuenta con unas laminillas que permiten un óptimo agarre en el asfalto a bajas temperaturas. Visualmente, la banda de rodadura presenta un dibujo mucho más recortado que un neumático de verano, y tiene las hendiduras más profundas, ya que la evacuación del agua ha de ser mayor. Son recomendables en épocas de lluvia y nieve ya que reducen el riesgo de sufrir aquaplanning. Son más caros que los de verano, pero si vives o te mueves por zonas frías en invierno, es una opción de deberías plantearte. En España el Reglamento General de Vehículos establece que los neumáticos de invierno son una alternativa a las cadenas, cosa que no ocurre en otros países de Europa donde su uso es obligatorio en los meses invernales.

Neumáticos todo tiempo: Se trata de un modelo generalista que sirve para cualquier tipo de suelo. No llegan a ofrecer las prestaciones de los neumáticos de invierno en carreteras nevadas o heladas, pero aportan más ranuras y mayor profundidad en el dibujo que un neumático de verano. Hay que tener en cuenta que son menos seguros menos eficaces cuando la temperatura es inferior a 7ºC.

Para cualquier duda acerca de qué neumático te conviene más, no dudes en acercarte a tu taller Autofit más cercano.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar