Qué son las rótulas y cómo influyen en la seguridad del coche.Desde Autofit ya te hemos hablado de la importancia de la suspensión en la seguridad del vehículo y de lo fundamental que es circular con los amortiguadores en buen estado. Además de los estos últimos, los otros dos componentes clave de la suspensión son los resortes (muelles, barras de torsión o ballestas) y las barras estabilizadoras.

Sin embargo, en el trabajo de la suspensión entran en acción otras muchas piezas que no siempre se tienen en cuenta como silentblocks, rótulas o tirantes de suspensión. Estas últimas piezas se encargan de unir el chasis y los elementos principales de la suspensión permitiendo el movimiento de la carrocería además de eliminar vibraciones y ruidos.

Por tanto, si se encuentran en mal estado, el ruido extraño que podamos apreciar al pasar, por ejemplo, por un bache puede proceder de estos componentes.

Rótulas de suspensión y dirección

En lo que se refiere a las rótulas, éstas pueden ser de dos tipos: de suspensión o de dirección. Las rótulas de dirección, dependiendo del tipo de sistema que equipe tu vehículo, hablaremos de rótulas interiores y exteriores —en los sistemas con caja de dirección—; o únicamente de rótulas exteriores —en el sistema de cremallera más habitual—.

En los sistemas de cremallera y piñón, la rótula de dirección es la conexión entre la junta axial y las ruedas, y transmite la fuerza de la rueda dentada a la articulación de la dirección. Es uno de los principales pivotes del sistema de dirección, y el que hace girar las ruedas.

Por su parte, las rótulas de suspensión permiten que las ruedas y la suspensión se muevan juntas de forma eficaz.

Unos amortiguadores o neumáticos en mal estado pueden influir en la vida útil de las rótulas que, a su vez, están expuestas al desgaste por el uso que demos al vehículo, en función de los kilómetros recorridos, por las condiciones climatológicas de cada región, por la superficie por la que se circula (caminos, carreteras, trazados urbanos, etc.), la carga, las modificaciones que se hayan realizado en este (llantas o neumáticos), o el tipo de conducción que se realice.

Los ruidos nos avisan

Dicho desgaste puede producir una serie de ruidos en la parte delantera del vehículo que nos están avisando de que es conveniente su sustitución si no queremos correr riesgos o provocar averías aún más caras.

Uno de estos ruidos puede ser un ‘clack’ que se puede escuchar tanto en la compresión como en la expansión de la suspensión por lo que, al pasar por un badén podemos escucharlo hasta cuatro veces: dos al comienzo y otras dos al salir de él.

Este ruido es muy típico de anclajes con cierta holgura, es decir, de los puntos de unión entre varios elementos. Pueden proceder de las rótulas de suspensión, de las tirantes de suspensión o incluso de los anclajes de la barra estabilizadora. También, y aunque aparezca al pasar un bache o resalto, puede venir de la rótula de dirección.

En este sentido, es muy difícil saber de qué elemento exacto procede ese ruido cuando pasamos por una irregularidad en la calzada. Sin embargo, inspeccionando el coche en un elevador y realizando unos movimientos en los distintos elementos, es sencillo notar la holgura y comprobar cuál está dañado y debe ser sustituido.

Confía en Autofit

En Autofit disponemos de la maquinaria y los profesionales adecuados para realizar estas y otras operaciones de mantenimiento que pueda requerir tu vehículo. Confía en nuestros talleres a la hora de reparar o mantener tu coche en las mejores condiciones.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar