¿Sabes cómo funciona la calefacción de tu coche?Aunque parece que el ‘veroño’ que sufrimos no termina de quedar atrás, lo cierto es que las mañanas son cada vez más frescas, con lo que, si coges el coche a primera hora, ya habrás sentido la necesidad de encender la calefacción en algún momento. Sobre todo, si tu coche ‘duerme’ a la intemperie.

Tanto en invierno como en verano, el habitáculo de tu coche debe estar a una temperatura agradable. Circular pasando frío o calor afecta directamente a tu seguridad, ya que disminuye la concentración, contribuye a la somnolencia… Por eso, es muy importante que circules siempre a una temperatura adecuada.

Ya te hemos hablado del aire acondicionado y su funcionamiento para que en verano no pases calor. En este post, te vamos a contar todo lo que debes saber sobre la calefacción de tu coche para que puedas hacer un uso eficiente de ella.

¿Cómo funciona la calefacción del coche?

Como puede que sepas, los sistemas de calefacción de los coches aprovechan el calor generado por el propio funcionamiento del motor para calentar su interior.

Por este motivo, y a diferencia del aire acondicionado, la generación del calor no consume apenas combustible. El único gasto, es el del ventilador que hace pasar el aire al habitáculo. Éste consume energía eléctrica que viene de la batería, que a su vez es cargada por el alternador.

¿Y cómo funciona la calefacción? El radiador (apoyado por el ventilador) es el encargado de que ese exceso de temperatura se aproveche para calentar el habitáculo. Existen tres sistemas calefactores diferentes: mecánicos, automáticos y eléctricos.

Los primeros son los más antiguos y funcionan gracias a un pequeño radiador montado detrás del tablero de instrumentos que se conecta mediante dos manguitos al sistema de refrigeración del motor. En este sistema, únicamente podemos modular la velocidad del flujo de aire (la temperatura siempre es la misma); seleccionar la salida de aire (hacia el parabrisas, hacia delante, a los pies…); así como la apertura o cierre de las toberas y su orientación.

Mientras, los automáticos son más modernos y muy variados. Básicamente, la forma de obtener el calor y su funcionamiento (salvo excepciones como los vehículos eléctricos) es semejante al de los sistemas antiguos, pero con una diferencia fundamental: todas las acciones se realizan de manera automática seleccionando tan solo la temperatura que deseamos. Un módulo electrónico controlado por microprocesador verifica la temperatura interior y exterior y, en función de ellas, adapta los elementos para conseguir la solicitada.

Por su parte, los calefactores eléctricos funcionan en sistemas de calefacción en los que no es necesario que el motor se caliente para obtener calor rápidamente.

Consejos para un uso eficiente de la calefacción

Ante todo, lo primero que debes saber es que debes tener paciencia cuando hace frío, porque, por lógica, el vehículo tarda más en generar calor. Por este motivo, conviene esperar algo de tiempo desde que arrancamos el coche y hasta que pongamos la calefacción. Y es que, si el coche aún no está caliente, el aire que llegue al habitáculo si encendemos la calefacción de inmediato tampoco será caliente; al contrario, enfriará más el interior del vehículo.

De este modo, una vez en marcha, conseguiremos un ambiente más agradable si seleccionamos la opción de distribuir el aire caliente hacia los pies y al parabrisas al mismo tiempo. Aseguraremos el máximo confort, ya que, por un lado, el aire caliente tiende a subir, y además evitaremos que el parabrisas se empañe.

Por otra parte, ten presente que el buen estado del circuito de refrigeración del motor es clave en el mantenimiento de la calefacción del coche, ya que este sistema está conformado por un radiador al que están conectadas las mangueras del líquido refrigerante del motor.

De este modo, conviene que vigiles el nivel del líquido refrigerante con frecuencia y utilizar siempre uno que cumpla con las especificaciones que describe el fabricante de tu coche. También debes revisar que las mangueras que transportan el refrigerante hacia el radiador están en buenas condiciones.

¿Por qué sale frío el aire?

Hay coches que necesitan más tiempo que otros para alcanzar la temperatura necesaria, pero si al cabo de un rato no percibes mejora en la temperatura interior es que hay un problema que puede tener diferentes orígenes.

En este sentido, cabe recordarte que la entrada de calor en el interior del vehículo se produce gracias al funcionamiento de un conjunto de elementos. Por ello, pueden ser uno o varios de ellos los que causen una disfunción del sistema, que acabe provocando aire frío en invierno cuando no lo deseamos.

Así, las causas más frecuentes del mal funcionamiento de la calefacción suelen ser por un fallo del termostato, de la bomba de agua eléctrica o por el taponamiento interno de algún manguito de agua o de una electroválvula.

De igual forma, un fallo de algún componente del motor que no le permita alcanzar la temperatura adecuada de trabajo puede ser el que genere el problema.

Cómo mantener la calefacción en buen estado

Para que funcione adecuadamente, debemos cuidar la calefacción del coche a lo largo de todo el año. Poner en funcionamiento por unos minutos tanto el aire acondicionado —también en invierno— como la calefacción —en verano— de manera regular nos ayudará a evitar que se averíen por falta de uso. Por ejemplo, en el caso de la calefacción, el objetivo es evitar que se estropee la válvula de paso del líquido refrigerante por falta de uso.

Asimismo, y como hemos comentado antes, hay que evitar conectar la calefacción nada más entrar en el coche. Por mucho frío que haga, esperar unos minutos a que el motor se caliente nos ayudará a que el sistema funcione siempre correctamente.

Igualmente, no debemos olvidarnos nunca de la necesidad de revisar el funcionamiento del sistema de calefacción en el taller. Los profesionales nos ayudarán a estar seguros de que todos los elementos funcionan como deben con una rápida revisión que, además, ayudará a mejorar la seguridad de nuestro coche.

Confía en Autofit

Desde Autofit siempre te recomendamos revises tu vehículo periódicamente, incluso si apenas mueves el coche. Bastan unos pocos kilómetros para que un problema incipiente en tu autómovil se agrave y provoque averías más serias.

Por eso, no te la juegues y confía en los profesionales de Autofit siempre que necesites realizar cualquier operación de mantenimiento o reparación a tu vehículo. Los talleres de la Red trabajamos día a día para ser tu mejor opción para mantener tu coche en óptimas condiciones.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

¿Sabes cómo funciona la calefacción de tu coche?
5 (100%) 2 voto[s]