Derechos usuario del tallerLlevar el coche al taller no debe ser nunca un dolor de cabeza para los conductores. Tanto si la visita es por una operación rutinaria de mantenimiento como por una avería, el cliente debe tener la confianza de que deja su vehículo en las mejores manos y de que el establecimiento atenderá sus derechos.

De este modo, confiar en un taller legalmente establecido será la primera recomendación que todo conductor debe seguir para que el trabajo encargado no comprometa su seguridad ni su bolsillo, pues una intervención mal realizada puede provocar averías aún mayores.

Conoce tus derechos

Por este motivo, es conveniente que los usuarios sigan algunos consejos a la hora de llevar su vehículo a un taller de reparación, para defender sus derechos, recogidos en gran parte en el RD 1457/1986, que regula la actividad de los talleres de reparación, y así evitar problemas y malos entendidos.

En primer lugar, infórmate del coste por hora de trabajo y por servicios concretos. También es aconsejable preguntar si hay recargo por algún concepto y si los precios incluyen impuestos.

Por otro lado, pide siempre el presupuesto por escrito. El usuario tiene derecho a obtener este documento, que tiene una validez mínima de 12 días hábiles. En él deben constar los datos de identificación del taller, del usuario y del vehículo.

También deben figurar las reparaciones previstas, los elementos o piezas a sustituir o reparar, así como el precio total desglosado.

Tampoco deben faltar la fecha prevista de entrega del vehículo a partir de la aceptación del presupuesto y el tiempo de validez del documento.

Consulta siempre al taller el coste del presupuesto para el caso en el que no se acepte y no se haga la reparación. Sólo en este supuesto pueden cobrar su elaboración. Del mismo modo, lee atentamente la información que se te suministra.

No olvides comprobar el estado del vehículo al recogerlo (carrocería e interior, nivel de combustible, kilómetros…). En caso de no aceptar el presupuesto, el taller debe entregar el coche en las mismas condiciones en que se dejó.

Resguardo de depósito

Asimismo, pide un resguardo de depósito como prueba ante cualquier posible incidencia. En los casos en que exista presupuesto, éste, debidamente firmado por el taller y el usuario, sirve del mismo modo.

También debes tener cuidado con las posibles averías imprevistas. Una vez dejado el vehículo para su reparación, si el mecánico detecta más problemas de los iniciales, debe comunicarlo antes de iniciar la reparación.

Además, debe informar del importe del arreglo de estas nuevas averías. Solamente si el cliente da su consentimiento, el taller puede efectuar la reparación de las averías no incluidas en el presupuesto inicial.

De igual forma, es importante que verifiques que el taller usa para la reparación sólo y exclusivamente piezas nuevas de repuesto. Únicamente si el cliente da su conformidad, se pueden instalar piezas reconstruidas o usadas.

En este caso, es importante pedir al taller que se responsabilice por escrito que esas piezas se encuentran en perfecto estado.

Por último, conviene recordar que se puede desistir del encargo realizado, abonando el importe de los trabajos llevados a cabo hasta la retirada del vehículo.

Confía en Autofit

En tu taller Autofit de confianza recibirás el mejor servicio y te asegurarás de que tu vehículo se encuentra en las manos de profesionales que cuidarán de ti, de tus derechos y de tu seguridad.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

¿Sabes cuáles son los derechos de los conductores ante el taller?
1 (20%) 1 voto