¿Sabes cómo afecta a tu seguridad el uso del móvil al volante?

¿Sabes cómo afecta a tu seguridad el uso del móvil al volante?Incremento en el tiempo de reacción, cambios inesperados de carril, dificultad para frenar a tiempo, aumento del nivel de frustración y estrés o reducción de la capacidad auditiva, visual y psíquica son solo algunas de las consecuencias del uso del móvil por los conductores.

Todas estas situaciones y algunas más provocaron que, según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) de 2017, la conducción distraída (siendo el uso del móvil uno de los principales factores de riesgo) estuviese detrás del 25% de los accidentes y del 31% de los fallecidos en 2016.

Y es que solo llamar por teléfono mientras se conduce, ya triplica el riesgo de accidente, mientras que enviar un mensaje multiplica hasta por 23 este mismo peligro, según también la DGT.

Para ser más gráficos, ya te contamos en Autofit que cuando marcamos un número de teléfono en el móvil a una velocidad de 120 km/h estamos recorriendo, sin ver la carretera, una distancia de 429 metros. ¡Ni más ni menos que tantos metros como los que representan 4 campos de fútbol!

Y si escribimos un mensaje, la distancia que recorremos a ciegas es de 660 metros, prácticamente dos veces y media, la medida de la eslora del Titanic.

Campaña contra el uso del móvil al volante

Por este motivo, la DGT y Orange España han presentado una campaña (#PorunusoLovedelaTecnologia), para advertir de los peligros que conlleva el uso del móvil al volante y concienciar a la sociedad de un uso responsable de las nuevas tecnologías para evitar un accidente.

A través de un anuncio publicitario y de diferentes vídeos en TV e internet, la compañía de telefonía presenta escenas en las que los usuarios simulan situaciones reales en el automóvil y descubren las graves secuelas que puede tener una simple distracción como hacerse una autofoto o contestar una llamada al volante.

La campaña, que comenzará a partir del puente de mayo, también ofrece algunos consejos para evitar estas distracciones, como crear el ‘modo coche’ en el smartphone para silenciar avisos y mensajes; no hacer uso de las redes sociales ni chatear mientras se conduce; o aprovechar para escuchar música o podcasts.

Que la compañía tampoco te distraiga

A pesar del peligro que conlleva el uso del móvil al volante, ésta no es la única acción que puede hacernos perder de vista la carretera. Algo tan habitual como cambiar de emisora de radio, de canción o simplemente subir o bajar el volumen son prácticas que hacemos habitualmente y que hemos integrado en la conducción como algo normal, son comportamientos que entrañan riesgos innecesarios.

Del mismo modo, existen otras situaciones que también pueden provocar que nos distraigamos mientras conducimos, como recuerda la propia DGT. Así, cuando vamos en el vehículo con compañía es normal que vayamos hablando. Por eso, debemos evitar ruidos estridentes o conversaciones que nos exalten o nos hagan discutir.

Asimismo, los niños pueden ser un factor de distracción importante. Por eso, desde muy pequeños, debemos enseñarles que en el coche hay que ir calmado, no se puede molestar al conductor y mucho menos se debe jugar en el interior del vehículo ni fomentar situaciones que distraigan al conductor.

Otras distracciones mientras conducimos

Además del móvil y la compañía, existen más factores que pueden distraernos mientras conducimos. Uno que también tiene que ver con la tecnología es el GPS. Su manejo debe realizarse siempre antes de comenzar el viaje y siempre con el vehículo parado.

También comer o beber al volante son dos acciones que suponen un riesgo innecesario. Recuerda que las dos manos deben ir en al volante, y si bebemos o comemos, una de ellas irá ocupada lo que supone un riesgo y puede ser considerada conducción negligente.

De igual forma, sujetar un cigarrillo en la mano es una práctica de riesgo que supone muchas pequeñas distracciones. No es solo sujetar el cigarro, sino encenderlo, apagarlo o procurar que no se desprenda la ceniza.

Asimismo, los atascos pueden ‘ayudar’ a que hagamos otras actividades como maquillarse, leer los periódicos del día, una revista o un panfleto informativo o dedicarnos a buscar objetos en la guantera entre parada y parada. Piensa que todo ello hace que nos distraigamos, aunque sólo sea unos segundos, pero que son suficientes para provocar un accidente.

También es importante evitar, por ejemplo, una práctica muy común cuando hay un accidente: mirar a ver qué es lo que ha pasado. Con esta acción, interrumpimos el ritmo normal de la circulación y podemos incluso provocar un nuevo accidente.

Confía en Autofit

En definitiva, al volante olvida las distracciones y pon los cinco sentidos en tu coche y la carretera. Del mismo modo, presta a tu vehículo toda la atención que se merece. Efectúa las operaciones de mantenimiento necesarias para que siempre circule en buen estado. Esto se traducirá en una mayor vida útil, además de una mayor seguridad para ti y los tuyos en carretera.

Igualmente, realiza una conducción adecuada a cada circunstancia, respetando las normas, para poder anticiparnos ante cualquier imprevisto sobre el asfalto.

Confía en los profesionales de nuestra Red. Trabajamos día a día para seguir siendo tu mejor opción a la hora de reparar o mantener tu coche en perfecto estado.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

¿Sabes cómo afecta a tu seguridad el uso del móvil al volante?

2 comentarios en “¿Sabes cómo afecta a tu seguridad el uso del móvil al volante?

  1. Deberiamos de tener mas cuidado y no usar telefonos moviles al volante, si algo es urgente la gente llama y hoy en dia todos los coches tienen sistema bluetooth, espero que la gente poco a poco reaccione mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *