Revisar el coche, asignatura pendienteRevisar el coche periódicamente es un ejercicio que no sólo va en beneficio de nuestro bolsillo —al prevenir averías caras— y de la propia vida útil de nuestro vehículo. Y es que un coche bien mantenido es un coche más seguro que uno descuidado.

Por eso, concienciar a los conductores sobre la importancia de un mantenimiento responsable de nuestro vehículo es uno de los principales objetivos del blog de Autofit. Sin embargo, por mucho que, desde la DGT y otros organismos e instituciones públicas y privadas envíen este mensaje a la sociedad, lo cierto es que sigue sin terminar de llegar a todos los conductores.

De este modo, revisar el coche en sus puntos más importantes, y que inciden directamente en nuestra seguridad (frenos, neumáticos, amortiguadores, luces…), especialmente cuando vamos a realizar largos desplazamientos debería ser siempre un gesto más a sumar a hacer la maleta, planificar la ruta…

Revisar el coche, asignatura pendiente

Pero la realidad parece decir todo lo contrario. Así se desprende al menos de un estudio realizado por Acierto.com que apunta que uno de cada cuatro conductores no revisará su coche antes de salir de viaje este puente de la Constitución, para el que se prevén más de 6,7 millones de desplazamientos. Además, este informe arroja algunos datos poco reconfortantes sobre la atención que prestan los españoles al mantenimiento de sus vehículos.

En este sentido, la investigación pone de manifiesto que ellas son más precavidas que ellos a la hora de revisar su coche. De este modo, mientras el 22% de las mujeres reconoce que no prepara adecuadamente su coche antes de emprender sus vacaciones o de realizar un desplazamiento largo, el porcentaje asciende hasta el 27% en el caso de los hombres.

¿Por qué actuamos de esta manera? Mientras el 26,4% apunta a la falta de tiempo, un 19% argumenta que resulta demasiado caro, y el resto ofrece otras razones.

Además, en lo que se refiere a revisar el coche cumpliendo los mantenimientos periódicos establecidos por los fabricantes de nuestros coches, los datos tampoco son mejores.

De esta forma, hasta dos de cada cinco españoles admiten no pasarlas. Y lo que es peor: casi la mitad de ellos solo lo haría si detectara un problema; y que hasta el 18% ignora cuándo realizarlas.

Los neumáticos, igual de olvidados

Por desgracia, las revisiones no son lo único que pasan por alto muchos conductores: casi el 60% de los automovilistas tampoco cambia sus neumáticos a tiempo. De este modo, el 46,2% lo hace después de recorrer con ellos más de 50.000 kilómetros, y el 11,7% tras superar los 65.000.

Una cifra preocupante si tenemos en cuenta que los expertos establecen el límite para que una rueda continúe siendo eficiente alrededor de los 40.000 km. En este sentido, conviene recordar que los fabricantes de neumáticos aconsejan sustituirlos cuando el dibujo alcanza los tres milímetros de profundidad, mucho antes de los 1,6 mm que es el mínimo legal permitido actualmente en España.

Además, conviene recordar que, por debajo de este límite, no solo estaríamos poniendo en riesgo nuestra seguridad, sino que podrían multarnos y nuestro vehículo no pasaría la ITV.

¿Revisar el coche? ¿Y qué compruebo?

Recientemente, publicábamos en el blog de Autofit un post en el que te contábamos qué elementos está a tu alcance revisar con un simple vistazo y dedicando 10 minutos de tu tiempo. Eso sí, si encuentras alguna anomalía, nuestro consejo es que acudas a un taller para que puedan comprobarla antes de que vaya a más.

Sin embargo, si quieres tener a mano qué elementos serían los imprescindibles a no olvidar revisar en tu coche de cara a tus desplazamientos por el puente de la Constitución te los resumimos a continuación:

  • Neumáticos: revisa su dibujo, presión y comprueba que no presentan ningún desperfecto o que tengan un desgaste irregular.
  • Batería: la gran protagonista de la mayoría de asistencias en carretera. Si requiere mantenimiento, rellénala. Y si no, vigila que no muestre síntomas de decaimiento: la batería suele avisar si se está agotando (problemas al arrancar, parpadeo de luces, ascenso irregular de los elevalunas…).
  • Luces: verifica que todas funcionan correctamente, ya que en esta época del año se hace un uso mayor de todo el sistema de iluminación.
  • Refrigerante (o anticongelante): uno de los elementos principales del sistema de refrigeración. Comprueba que tiene el nivel adecuado y sustitúyelo si hace más de dos años o 40.000 km que no lo haces. Recuerda que el refrigerante, por sus condiciones anticongelantes, evita congelarse a temperaturas por debajo de 0ºC, algo que sería desastroso para el circuito que refrigera el motor.
  • Escobillas limpiaparabrisas: ante la posibilidad de lluvia o nieve, revisa que no están endurecidas ni emiten ruidos extraños al funcionar. Igualmente, vigila el nivel del líquido limpiaparabrisas.
  • Además de estos ‘imprescindibles’ comprueba que la calefacción o la luneta térmica funcionan correctamente. Tampoco olvides frenos y amortiguadores, especialmente, si emiten algún ruido extraño.

Confía en Autofit

Como decíamos, revisar el coche; planificar el viaje; consultar las previsiones del tiempo así como el estado de las carreteras; llevar chalecos reflectantes, triángulos de emergencia, y el teléfono móvil cargado y contar con un sistema para recargarlo, o llenar el depósito de combustible al empezar el viaje —y llevarlo siempre por encima de la mitad— deben ser, especialmente en esta época del año, los consejos que debemos seguir antes de comenzar un largo desplazamiento. Y en caso de previsión de mal tiempo, viajar sólo si es imprescindible.

Desde Autofit, te recordamos la importancia de llevar siempre a punto tu vehículo. Además de vigilar con regularidad los elementos sometidos a mayor desgaste (neumáticos, líquidos…), es fundamental que realices la revisión periódica de tu coche para sustituir sus distintos componentes cuando sea necesario.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar