scraping snow and ice from the car windscreen

¿Tienes que quitar el hielo del parabrisas del coche y no sabes bien cuál es la mejora forma de hacerlo? Este año, al menos en buena parte del país, las heladas se están retrasando o son más débiles que otras temporadas. Pero llegarán, y si tu coche no duerme a cubierto, tarde o temprano tendrás que hacerlo. Quizás, sin disponer de mucho tiempo. Y las prisas no son, casi nunca, buenas compañeras.

Cómo quitar el hielo de parabrisas sin esfuerzo

Vamos a tratar de repasar algunas de las mejores formas de quitar el hielo del limpiaparabrisas ahorrando tiempo y evitando averías en el coche. Pero antes de empezar, un consejo previo: asegúrate de que el depósito del líquido limpiaparabrisas esta lleno, y que has elegido un producto específico apto para resistir a la bajada de las temperaturas. Esto evitará problemas y averías en la bomba eléctrica del sistema.

Trucos caseros contra el hielo

Existen bastantes trucos caseros para tratar de evitar que las bajas temperaturas nos obliguen a quitar el hielo del limpiaparabrisas del coche. Frotar el parabrisas con una patata pelada, verter sobre el mismo una mezcla de agua y vinagre… Con seguridad, lo más útil es cubrirlo con un cartón, una manta o similar. Lo más práctico es que la sujetes con las puertas delanteras (cerrándolas) y las escobillas limpiaparabrisas. El beneficio es doble: evitarás no solo la formación de hielo, sino también que las escobillas se peguen al cristal.

Qué no debes hacer para quitar el hielo

  • No eches agua y acciones el limpiaparabrisas. Además de empeorar la situación, si las escobillas están pegadas la cristal puedes estropearlas, así como el propio motor del limpiaparabrisas.
  • ¿Agua caliente? Peor aún. El brusco cambio de temperatura puede hacer que la luna del parabrisas se rompa.
  • Entonces, ¿echo sal?. No, amigo. La sal, mejor en la cazuela. Es cierto que la sal evita la congelación, pero no descongela. Lo que seguramente harás si te atreves a hacerlo será arañar la luna y favorecer la corrosión de la carrocería de tu coche.

Quitar el hielo del cristal de forma segura

  • Empecemos por lo tradicional: arranca el motor, conecta la calefacción con el ventilador al máximo y orienta el flujo de aire hacia el parabrisas. Hazlo con el motor frío para que no haya un cambio brusco de temperatura que pueda agrietar el parabrisas.
  • Alcohol: Rociar el parabrisas con alcohol -su punto de congelación es inferior al del agua- puede ser una opción rápida si la capa de hielo no es muy gruesa. Pero nunca lo uses para rellenar el depósito del líquido limpiaparabrisas: podrías estropearlo.
  • Recurre a un producto específico para descongelar el parabrisas de tu coche. Los de spray, los más cómodos y caros, normalmente.
  • Rascar el hielo de forma manual. Lo ideal, hacerlo con una rasqueta específica de plástico. Si no tienes ninguna a mano, usa una tarjeta de plástico sin valor, pero nunca objetos metálicos.

Después de quitar el hielo del limpiaparabrisas

Después de eliminar el hielo de la luna delantera de tu coche, y antes de iniciar la marcha, es una buena idea accionar el limpiaparabrisas y los dosificadores de líquido para dejar el parabrisas limpio tras haber eliminado el hielo. Pero ojo: asegúrate de que las escobillas no estén pegadas a la luna y de que el líquido contiene anticongelante.

Por último, no te olvides de retirar el hielo de los faros. Si tu coche dispone de faros halógenos, será suficiente encender las luces un rato. Si ves que no es así, retirado, con cuidado, a mano… y buen viaje.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar