¿Qué tramos de carretera tuvieron mayor siniestralidad en 2017?

¿Qué tramos de carretera tienen mayor siniestralidad en 2017?La seguridad en carretera depende de cuatro factores fundamentales: conductor, estado del vehículo, las condiciones meteorológicas y la calzada (estado, trazado…). En lo que se refiere a los conductores, su seguridad será mayor, extremando la precaución al volante y cumpliendo las normas de circulación.

Por su parte, del automovilista también depende el estado del vehículo: si efectuamos un mantenimiento periódico de éste, también estaremos minimizando los riesgos de sufrir un percance en carretera por culpa de un coche en mal estado.

Sin embargo, los otros dos factores se encuentran fuera del alcance de los conductores, por lo que cumplir su parte es lo único que trabajará por su seguridad. A pesar de esto, tampoco será lo mismo afrontar un viaje, por malas condiciones meteorológicas (lluvia, niebla, nieve…) que se presenten, si el coche circula con unos neumáticos adecuados y en perfecto estado, o con el sistema de alumbrado, parabrisas y limpiaparabrisas, amortiguadores o frenos, por ejemplo, en buenas condiciones.

En cambio, el otro factor, la carretera, es el mejor aliado y, al mismo tiempo, el peor enemigo del conductor. En ese sentido, el RACE ha participado en el decimocuarto informe EuroRAP en el que se analiza el nivel de riesgo en la Red de Carreteras del Estado (RCE), y que actualiza los datos que publicamos a finales de 2015.

Más kilómetros con riesgo de siniestralidad

Del total de 24.899 kilómetros analizados, el informe del RACE deja al descubierto un incremento del 10% en el número de kilómetros de carretera de mayor riesgo, pasando de 3.264 kilómetros registrados en el informe anterior de 2016, a los 3.595 kilómetros de nivel rojo y negro de este último estudio.

Para su elaboración se han tenido en cuenta un total de 4.096 accidentes ocurridos en la Red de Carreteras del Estado en los años 2014, 2015 y 2016, de los cuales 1.035 son accidentes mortales con un saldo de 1.217 fallecidos, y 3.061 accidentes graves con un saldo de 4.146 heridos graves. Todos estos accidentes se han asignado a 1.389 tramos de vías con una longitud de más de 24.899 km.

Al analizar cómo se distribuyen los tramos de la red en función del ‘Índice de Riesgo’, se observa que un 72% de los tramos presentan un ‘Riesgo Bajo’ o ‘Medio-Bajo’; el 13,5% que presenta un ‘Riesgo Medio’; y un 14,5% de los tramos presentan un ‘Riesgo Alto’ o ‘Medio-Alto’, que suman un total de 3.595 km en la RCE catalogados como de ‘Riesgo elevado’ (rojo y negro), de los cuales 1.101 km son de ‘Riesgo Alto’ (negro).

Con objeto de poner el foco en aquellos tramos que presentan unos niveles de riesgo más elevados de siniestralidasd, se han eliminado aquellos que tienen un nivel de tráfico inferior a 2.000 vehículos/día y una longitud inferior a los 5 km, dado que en dichos tramos es más significativa la aleatoriedad de los accidentes.

¿Dónde están los tramos más peligrosos?

El tramo de mayor riesgo en este último informe se sitúa en la N-120 entre los puntos kilométricos 535,2 y 549,5 entre el principio de la vía rápida en el enlace de Següín (Lugo) y el enlace de Penalva (Ourense). En estos 14,3 kilómetros, con una IMD (Intensidad Media Diaria) de 4.244 vehículos, se han producido 9 accidentes graves en los 3 años objeto de estudio, con un fallecido y 11 heridos graves, manteniéndose por tercer informe consecutivo como tramo de ‘Riesgo Alto’.

En segundo lugar, se sitúa el tramo de la N-640 en Girona entre Ripoll (punto kilométrico 117,3) y su cruce con la N-152 (km 179,5). Tantao este tramo como el anterior y otros cuatro más (en Burgos —N-629 entre Revilla de Pienza y el límite provincial entre Burgos y Cantabria—, en Asturias —N-630 entre el cruce de la AU-66 y el límite provincial entre Asturias y León—, en Lleida—N-230 entre Vilaller y el límite provincial entre Lleida y Huesca— y A Coruña —N-547 entre Melide y Boente—) repiten como ‘Puntos Negros’ en las tres últimos estudios.

Por su parte, el tercer tramo con mayor índice de riesgo de siniestralidad se encuentra en Huesca en la N-330, entre los puntos kilométricos 624,2 y 643,0 (entre Jaca y Sabiñánigo).

Por comunidades, Aragón se convierte en la autonomía que presenta una mayor proporción de carreteras consideradas de ‘Riesgo Elevado’, con el 23%, seguida de Cantabria con el 20,7%, el Principado de Asturias con el 17,7%, Castilla y León con el 17,6% y Galicia con el 17,5%.

En el lado opuesto de tramos de mayor siniestralidad se sitúan País Vasco, Navarra, La Rioja, Murcia y Comunidad Valencia, situándose la media nacional de carreteras consideradas de riesgo elevado en el 14,4% del total, frente al 13,2% del informe anterior.

¿Qué es el EuroRAP?

El programa europeo de evaluación del riesgo en la carretera, EuroRAP analiza la peligrosidad de las vías teniendo en cuenta la evaluación de la siniestralidad durante los tres últimos años, su gravedad y su relación con las características de la vía. El resultado se estructura según un ‘Índice de Riesgo’, definido como el número de accidentes mortales y graves ocurridos en un tramo por cada 1.000 millones de vehículos/kilómetro.

Este trabajo da como resultado una ‘Tabla de Tramos de Riesgo Elevado’ con un total de 85 tramos en los que se han producido una media de 140 accidentes mortales y graves cada año, que dejan una media de 36 fallecidos y 138 heridos graves. La IMD en estos tramos es de 4.354 vehículos/día. De estos 85, 16 son considerados de ‘Riesgo Alto’ (negros) para sus usuarios, y suman 244 km.

En comparación con informes anteriores, se ha producido un incremento en el número de kilómetros de ‘Riesgo Elevado’ de siniestralidad respecto al año pasado. Los tramos de riesgo reducido (‘Bajo y Bajo-Medio’) se han mantenido estables, pasando del 72,7% del año pasado al 72% en la actualidad, por lo que 7 de cada 10 km analizados tienen el nivel de riesgo que se considera deseable para la seguridad de los usuarios.

Pero, por otro lado, el número de kilómetros de riesgo elevado (‘Alto’ y ‘Medio-Alto’) se ha incrementado en un 10% respecto a los detectados en el informe del año pasado, pasando de 3.264 Kilómetros de la anterior edición, a los 3.595 kilómetros de riesgo elevado de la actual campaña. No obstante, cabe destacar que los tramos de ‘Riesgo Alto’ descienden en 151 kilómetros.

Perfil tipo del tramo de riesgo elevado

El perfil de tramo con nivel de riesgo elevado correspondería a una carretera convencional de calzada única, con intersecciones al mismo nivel y con una IMD por debajo de 10.000 vehículos/día (todos los tramos negros corresponden a carreteras con entre 2.000 y 10.000 vehículos día).

En este sentido, la separación de carriles mediante medianas, los cruces a distinto nivel, una mejor señalización e iluminación, y unos arcenes, zonas de escape y barreras de protección que evitan muchas de las tan temidas salidas de vía, hacen que las autopistas y autovías sean las vías más seguras, ya que se reduce la probabilidad de sufrir un accidente, y si se produce, las consecuencias del mismo serán menores.

Confía en Autofit

Reducir la siniestralidad en carretera es una labor de todos, si bien los conductores tienen en su mano gran parte de la responsabilidad pues de él dependen su propio comportamiento en carretera y el estado de su vehículo.

Circules por la vía que circules, respeta las normas y mantén tu vehículo en buen estado, confiando a los expertos de Autofit su mantenimiento y reparación. Todos los profesionales de nuestra Red trabajamos día a día para seguir siendo tu mejor opción ante cualquier necesidad que pueda requerir tu coche.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

¿Qué tramos de carretera tuvieron mayor siniestralidad en 2017?
4 (80%) 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *