¿Qué revisarán cuando pases la ITV a tu coche?

¿Qué revisarán cuando pases la ITV a tu coche?La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un trámite obligatorio que tienen que pasar todos los vehículos a partir de su cuarto año de antigüedad. En ella, se comprueba el estado general del vehículo con el objetivo de verificar si el automóvil es apto para circular sin que suponga un peligro para las personas, el resto de vehículos o el medioambiente.

Como recordarás, entre los 4 y los 10 años, los turismos de particulares deben pasarla cada dos años y, a partir de los 10, la cita será anual. Ya te contamos en Autofit que en mayo de este año se introducirán varias novedades importantes que afectarán tanto a las estaciones de ITV como para los propios conductores.

Sin embargo, mientras llega un nuevo Manual de Procedimiento por el que se rigen las estaciones de ITV (el último está en vigor desde febrero de 2018), que incorpore aún más novedades adaptadas a esta nueva legislación —podría estar listo en 2019—, las inspecciones, básicamente, no cambian respecto a los últimos años. Así que, si en breve te caduca la ITV y quieres pasarla a la primera, conviene que sepas qué revisarán cuando pases la ITV a tu coche.

¿Qué revisarán cuando pases la ITV?

Y es que si antes de acudir a la ITV compruebas que tu vehículo está en perfecto estado, el examen podrás superarlo a la primera. Por eso, es importante que sigas algunos consejos que te ofrecemos en este post sobre los puntos clave a revisar antes de acudir a la inspección. Sin embargo, ¿sabes qué es lo que miran los técnicos de las ITV?

En primer lugar, comprueban que la marca, modelo, matrícula y número de bastidor coincidan con la documentación del coche. Asimismo, verifican que el acondicionamiento exterior (carrocería y chasis) no presenta ningún defecto que pueda suponer un peligro para tu seguridad y la de los demás, que los cristales están en buenas condiciones y no presentan defectos que entorpezcan el campo visual, y que el número de espejos retrovisores sea el correcto y, por supuesto, que estén en buen estado. También se examina que los limpiaparabrisas funcionen, así como el mecanismo de apertura y cierre de las puertas, tanto por fuera como por dentro del coche.

Del mismo modo, se comprueba el acondicionamiento interior. Así, se verifica que los asientos disponen de cinturones de seguridad y que estos realizan su función. También se analiza el estado del sistema de fijación y anclaje de éstos.

¿Dónde ponen especial atención los técnicos?

Además del acondicionamiento interior y exterior del vehículo, los técnicos de la ITV se fijarán en cinco apartados clave de tu vehículo, que es donde podrían encontrar el mayor número de defectos que impidan que pases la ITV a la primera.

El primer apartado será el de alumbrado y señalización, donde se verifica que las luces de cruce y de carretera estén bien regladas, y que todos los dispositivos de iluminación y señalización estén homologados y funcionen perfectamente (intermitentes, luces de freno, luz de marcha atrás…).

Asimismo, se pondrá especial interés en las emisiones contaminantes de tu coche. Los técnicos analizan que los niveles de emisiones no sean superiores a los establecidos para tu coche (en función de su año de fabricación y tipo de carburante). Igualmente, se comprueba que el ruido del vehículo no supere los niveles permitidos.

Otro punto fundamental que revisarán cuando pases la ITV serán los frenos. Mediante un frenómetro, se comprueba que la eficacia de la frenada sea igual o superior a la mínima necesaria del vehículo, que las ruedas del mismo eje frenen con el menor desequilibrio posible entre ellas, así como el correcto estado y funcionamiento de los demás elementos del sistema de frenado.

De igual forma se comprobará el buen funcionamiento de todos los elementos de la dirección del coche: la alineación de las ruedas, el estado de los componentes de la suspensión (amortiguadores, muelles…), además del estado y legalidad de los neumáticos (si están homologados y si la medida es apta para ese vehículo).

Por último, se verificará el estado del motor y transmisión, poniendo especial atención a las pérdidas de aceite, al estado de los anclajes; estado y fijación de la batería; de las tuberías y del sistema de alimentación del depósito de combustible, así como del sistema de escape.

Confía en Autofit

Además de estos consejos, recuerda que cuando acudas a la estación de ITV, además de llevar el coche bien revisado para superar a la primera la inspección, debes portar el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica del vehículo, pues te lo pedirán antes de someter a tu coche a la revisión.

De todos modos, si tienes dudas acerca del buen estado de tu vehículo y no quieres suspender la ITV, pásate antes por cualquier taller Autofit donde revisarán tu vehículo para que, a la hora de la verdad, no tengas ningún problema.

Confía en los profesionales de nuestra Red. Trabajamos día a día para seguir siendo tu mejor opción a la hora de reparar o mantener tu coche en perfecto estado.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

¿Qué revisarán cuando pases la ITV a tu coche?
4 (80%) 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad