La importancia de revisar tu coche después de vacaciones

La importancia de revisar tu coche después de vacacionesTanto si ya has disfrutado de tus vacaciones como si no, es más que probable que este verano hayas utilizado tu coche con mayor frecuencia de lo que lo haces habitualmente.

Ya haya sido para desplazarte a tu destino en busca de unos merecidos días —o semanas— de descanso, o simplemente para aprovechar los fines de semana para alguna escapada, tu vehículo particular habrá tenido ‘más trabajo’ que en cualquier otro momento del año.

No en valde, durante los meses de julio y agosto se han registrado 87,6 millones de desplazamientos por carretera, 2,5 millones más que el verano pasado, lo que supone un incremento del 3%, según acaba de dar a conocer la Dirección General de Tráfico. Esta cifra pone de manifiesto que el coche es el medio preferido por los españoles a la hora de desplazarse en esta época.

Revisión DESPUÉS de vacaciones

En este sentido, no está de más recordarte algo en lo que desde Autofit llevamos semanas insistiendo: la importancia de revisar tu coche antes de realizar cualquier desplazamiento en estos meses para que afrontes con mayor seguridad tus viajes y evites riesgos.

Sin embargo, tan importante como realizar una revisión de tu vehículo antes de ponerte en marcha, lo es comprobar el estado de nuestro vehículo DESPUÉS de vacaciones.

Y es que, precisamente ahora pueden surgir averías, ya que los viajes por carretera suponen un desgaste y sobreesfuerzo para tu coche, dada la cantidad de kilómetros que se suelen realizar y por el sobrepeso al que se somete al vehículo.

En este sentido, desde Autofit te enumeramos los principales elementos de tu coche a los que debes prestar especial atención después de vacaciones, para que tu seguridad al volante no se vea afectada.

Neumáticos y frenos

El primero de todos los componentes a revisar son los neumáticos. Posiblemente sean los elementos que más atención requieran después de vacaciones, especialmente si ya tienen un tiempo. Revisa su presión (ten presente las recomendaciones del fabricante) y comprueba que la profundidad del dibujo supere con holgura los 1,6 mm que son el mínimo legal admisible. Un mal estado de las ruedas puede suponer problemas mayores y más cuando se acerca el otoño y con él las lluvias.

También es importante que compruebes el estado de los frenos después de vacaciones. El calor, los frenazos o su uso prolongado por los atascos contribuyen a deteriorar pastillas y discos de freno. Asimismo, conviene revisar también el nivel del líquido de frenos, pues un buen funcionamiento de todo el sistema de frenado ayuda a prevenir accidentes.

Niveles, carrocería…

Después de los largos desplazamientos veraniegos, los niveles de los líquidos se ven reducidos. Por ello, es necesario acudir a tu taller de confianza para que realicen un control de todos los fluidos del vehículo (líquido refrigerante, de freno, lubricante…). Será una de las maneras más efectivas de garantizar un perfecto funcionamiento del motor.

Niveles como los del lubricante, el líquido de frenos o el del limpiaparabrisas son sencillos de comprobar, pero si tienes alguna duda es mejor que los revise por un profesional para evitar accidentes que puedan afectar de forma irreversible el motor de tu coche.

Por otra parte, tan importante como revisar el líquido limpiaparabrisas es comprobar el estado de las escobillas. El calor del verano puede perjudicar la eficacia del material con el que están hechas, por lo que examinar que la goma esté en buenas condiciones y sin grietas es también una medida para salvaguardar la seguridad de los pasajeros.

Otro elemento a tener en cuenta después de vacaciones es la carrocería y su limpieza. Esto es básico en cualquier momento, pero más aún si se ha estado en la playa o se ha transitado por caminos polvorientos o mal asfaltados, ya que la cantidad de suciedad es mayor y el polvo y la arena pueden incrementar su deterioro.

Límpia bien el coche por fuera, incluyendo los bajos. Para que la pintura dure más tiempo con su mejor aspecto, hazlo mejor a mano y utilizando productos adecuados. Esta limpieza, además, nos ayudará a comprobar el estado de la pintura por si requiriese de algún retoque. Asimismo, límpialo por dentro, atendiendo a todos los rincones donde se suele acumular la suciedad como, por ejemplo, la arena de la playa que arrastramos con nosotros.

Confía en Autofit

Por último, si durante las vacaciones has notado algún fallo, ruido o funcionamiento anormal de algún elemento, aprovecha también para pasar por el taller para que lo revisen, con más sentido si es el momento de realizar la revisión periódica oficial establecida por el fabricante.

Confía en los talleres Autofit siempre que necesites realizar cualquier reparación o mantenimiento de tu vehículo. Los profesionales de la Red trabajamos día a día para ser tu mejor opción a la hora de tener tu coche en las mejores condiciones.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

La importancia de revisar tu coche después de vacaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad