¿Qué multas te pueden imponer por los neumáticos de tu coche?En Autofit, no nos cansamos de repetirnos: los neumáticos son un elemento fundamental de tu seguridad en carretera. Por eso, cuidar nuestros neumáticos, preocuparnos por ellos y prestarles atención debe ser siempre una prioridad.

Y es que circular con neumáticos desgastados o en mal estado no sólo significa ponerte en peligro a ti, a tus acompañantes y al resto de usuarios de la vía. Además, puede ser motivo para que te impongan una multa.

Los neumáticos de nuestro coche requieren un mantenimiento y unos cuidados que nos garanticen la seguridad y nos eviten problemas aún mayores que una multa, un accidente de tráfico. Así, es fundamental que vigiles su presión (al menos, una vez al mes), verifiques la banda de rodadura (el desgaste del dibujo) y compruebes que no tiene grietas o deformaciones.

De igual forma, evita golpearlos (bordillos, badenes…) y pasar por baches pronunciados o circular por carreteras en mal estado o sin asfaltar a no ser que los neumáticos estén indicados para ello.

Tanto fabricantes de neumáticos, asociaciones de conductores y otras entidades recomiendan no apurar los neumáticos hasta llegar a esa profundidad mínima legal. Este límite de uso lo marcan unos indicadores que se incluyen en los surcos de la banda de rodadura.

Así, suelen recomendar sustituirlos si la profundidad es inferior a los 3 mm, especialmente, si conducimos habitualmente con lluvia. Los surcos principales del neumático son efectivos para desalojar el agua y evitar el efecto del aquaplaning. Y cuando el neumático se desgasta pierden esa capacidad.

Multa por neumáticos desgastados

Como decíamos, según el Reglamento General de Circulación, la profundidad mínima de las ranuras de la banda de rodadura del neumático debe ser de 1,6 mm. Así, circular con unos neumáticos por debajo de este límite puede suponer una multa de 200 euros por cada neumático desgastado.

No obstante, el desgaste no es la única razón que nos puede costar una multa, aunque sí es la más habitual. Si los agentes consideran que el neumático no reúne las condiciones mínimas que garanticen su seguridad, por ejemplo, grietas, abulladoras… también nos puede acarrear una sanción.

Por otro lado, un neumático desgastado no solo nos puede costar una multa, sino también la inmovilización del vehículo y que sea rechazado en la Inspección Técnica de Vehículos.

Neumáticos homologados

También es importante que tu coche monte unos neumáticos homologados para tu vehículo. Como ya te contamos, puedes montar neumáticos de distinta medida a los de origen, aunque  siempre y cuando cumplan una serie de requisitos. Si no, tendrás que homologarlos.

De esta forma, si montas neumáticos no homologados en tu vehículo, deberás acudir a la Inspección Técnica de Vehículos para su homologación. Es decir, para que den el visto bueno a esta modificación que se considera una ‘reforma de importancia’.

De lo contrario, tu vehículo tendrá prohibida su circulación y eso podría suponerte una multa de hasta 500 euros. Además, de pillarte, los agentes podrían inmovilizarte el vehículo y, en caso de tener un accidente, el seguro no te cubrirá por no llevar el coche homologado.

Rueda de repuesto o sistema alternativo

Según el Reglamento General de Vehículos, es obligatorio contar con una rueda de repuesto en correcto estado de utilización (incluyendo las herramientas necesarias para su cambio) ya sea una rueda del mismo tamaño que el resto, una rueda de uso temporal o, en su defecto, con un sistema alternativo que ofrezca suficientes garantías para asegurar la movilidad del vehículo.

Se consideran legales, por lo tanto, los kit antipinchazos, aunque curiosamente con estos últimos no se garantiza dicha movilidad en caso de sufrir un reventón o que la carcasa del neumático sufra una rotura.

En vehículos dotados de neumáticos tipo runflat, con una carcasa reforzada que, en caso de pinchazo, permiten circular con el neumático sin aire durante distancias entre 50 y 80 km, no es necesario llevar rueda de repuesto o dispositivos adicionales.

Confía en Autofit

Insistimos en que el mayor peligro de descuidar el mantenimiento de los neumáticos no son las multas, que ya vemos que son cuantiosas, sino, sobre todo, el riesgo de sufrir un accidente.

Si piensas que ha llegado el momento de cambiar los neumáticos de tu coche, no lo dudes y acude a los profesionales de Autofit: comprobaremos su estado y te ofreceremos la solución más ajustada a tus necesidades.

Confía en los talleres de nuestra Red, en los que trabajamos día a día para seguir siendo tu mejor opción a la hora de reparar o mantener tu coche.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar