¿Sabes si tu coche monta correa o cadena de distribución?

¿Sabes si tu coche monta correa o cadena de distribución?En Autofit ya te hemos hablado del funcionamiento de la distribución y de uno de sus principales componentes: la correa de distribución. Esta se encarga de sincronizar el movimiento de las distintas partes del motor, como el cigüeñal, los árboles de levas o los periféricos como el alternador.

Sin embargo, la aparición de la correa de distribución es reciente. Tradicionalmente, los motores utilizaban un sistema de cadenas o, en su defecto, otro más complejo, arcaico y pesado —también algo más fiable— que intercalaba piñones para transmitir el movimiento entre el cigüeñal y el árbol de levas.

No obstante, el excesivo ruido que emitían los motores con cadena de distribución, así como su elevado coste, hizo que los diseñadores de motores, y después los fabricantes de vehículos, empezaran a optar por las correas de caucho para realizar la misma función en los propulsores.

Si bien la mayoría de los vehículos siguen montando correas, la cadena de distribución, que estaba relegada a, aproximadamente, el 20% del parque, está regresando a los motores de muchos turismos. De hecho, se calcula que el 66% de todas las nuevas matriculaciones son de turismos que tienen un motor equipado con cadena de distribución.

Y no sólo eso, sino que ciertos fabricantes, como BMW, Mercedes-Benz, varios fabricantes asiáticos de automóviles e incluso los motores más pequeños (por ejemplo, Smart, VW y Opel), así como los modelos híbridos, confían en la cadena de distribución.

Cómo es la cadena de distribución

Hoy en día, el aislamiento del ruido del motor es mucho más elevado que el de hace unos años, por lo que no es posible apreciar la diferencia entre un motor con cadena y otro con correa con el capó bajado. Esto, unido a una mayor fiabilidad y a la necesidad de contar con un sistema más robusto capaz de adaptarse a las mayores exigencias de unas mecánicas cada vez con un mayor rendimiento, ha hecho que los fabricantes estén volviendo a utilizar la cadena.

La cadena de distribución, como bien indica su nombre no es más que una cadena metálica de eslabones, similar a la de cualquier bicicleta, aunque más robusta tanto por materiales —suelen ser de aleación— como por su grosor.

Mientras, como decíamos, la correa es una tira fabricada de caucho, goma y nylon que, en su cara interior, tiene un estriado para acoplarse a las poleas que sustituyen a los piñones de los sistemas con cadena. Además, muchos motores llevan, al menos, una correa para elementos auxiliares (aire acondicionado, alternador…).

Cadena de distribución vs correa

Una de las principales diferencias entre correa y cadena de distribución se basa en el continuo desgaste que sufre la correa con el paso del tiempo, frente a la mejor conservación de la cadena de distribución. Ésta, que se mueve con poleas dentadas, se diseña para, en principio, no tener que sustituirse durante toda la vida útil del motor.

Sin embargo, la correa deberá ser sustituida cuando el fabricante lo aconseje para evitar un deterioro acusado que pueda acabar partiendo la correa o patinando en el circuito, con los daños que esto puede puede provocar en el motor. Por eso, es importante que sepas qué elemento de los dos es el que monta tu vehículo.

Así, si acudes al libro de mantenimiento de tu coche y éste monta correa, se aconsejará que entre los 80.000 y 160.000 km (dependiendo de cada coche —en algunos incluso más—), tengas que cambiarla, algo que sólo podrás realizar en un taller.

Ten en cuenta que es una operación vital, pues si superas este kilometraje la correa se romperá y, entonces, tendrás que hacer frente a una avería aún mayor y, por tanto, mucho más cara.

Por eso, aunque no te vemos entrando en un concesionario si compras un coche nuevo o preguntando al vendedor de un coche usado si el coche que vas a adquirir monta correa o cadena de distribución para saber de antemano que, si deberás hacer este desembolso periódico o no, sí conviene que conozcas este detalle.

¿Puede fallar la cadena de distribución?

Y es que, aunque antes se decía que la cadena de distribución era ‘eterna’ y que, en teoría, tendría la misma vida útil que el motor y, por tanto, no debería ser sustituida nunca, lo cierto es que este elemento, en ocasiones falla, las cadenas se desgastan, se estiran… e incluso algunas pueden llegar a romperse.

Como decíamos, la cadena de distribución no requiere mantenimiento, pues están diseñadas y fabricadas para durar, en principio, tanto como el propio motor. Sin embargo, esto no quiere decir que sean eternas.

De este modo, en algunos casos, requieren cierto reajuste cada 250.000 km (sustituir tensores o cambiar la propia cadena), por ejemplo, en motores de deportivos que alcanzan altas revoluciones y que han sido ‘exprimidos’ por sus dueños o los que ‘sufren’ constantes operaciones de arranque (vehículos de reparto), pues la cadena y los tensores pueden presentar cierto desgaste, lo que se traduce en pequeñas holguras, que afectan al correcto rendimiento del motor.

No obstante, es cierto que no es muy común que la cadena de distribución falle antes de esos 250.000 km, si bien un defecto de fabricación o de montaje; un mal mantenimiento del vehículo (falta de lubricación o un aceite incorrecto); una exposición del vehículo a condiciones climatológicas extremas durante prolongados periodos de tiempo; una conducción excesiva por carreteras muy polvorientas; o malos hábitos en la conducción pueden provocar una rotura o desgaste prematuros. Incluso ciertos motores de pequeñas cilindradas (1.0, 1.2 y 1.4 litros de 3 y 4 cilindros) han demostrado ser muy vulnerables.

¿Y cómo identifico si falla? Normalmente, la avería viene precedida por un ruido de cadena como traqueteo, pérdida de potencia del motor, tensor de cadena completamente extendido (solo visible al abrir el motor)… que no debes pasar por alto si lo detectas.

Confía en Autofit

Y recuerda, si tu coche monta cadena de distribución y te ves obligado a cambiarla, opta siempre por un recambio de calidad —las diferentes calidades a veces son muy significativas—, así como por un taller de confianza para efectuar dicha operación.

En Autofit, nuestros profesionales poseen la formación y herramientas necesarias para garantizar el mejor trabajo en cualquier reparación o mantenimiento que requiera tu vehículo.

Confía en los talleres de Autofit, trabajamos día a día para seguir siendo tu mejor opción a la hora de reparar o mantener tu coche.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

¿Sabes si tu coche monta correa o cadena de distribución?
4.7 (93.33%) 3 votos

10 respuestas a “¿Sabes si tu coche monta correa o cadena de distribución?”

  1. Buenas tardes.
    Quería saber si el nuevo volvo cx40 gasolina 247cv tiene correa o cadena de distribucion ?
    Gracias.
    Saludos.

    • Hola Raul,

      Según los datos disponibles este vehículo lleva correa de distribución. Su momento de remplazo puede variar según lugar y condiciones de uso habitual por lo que deben seguirse siempre las pautas marcadas por el fabricante.

      Saludos
      Juan

  2. Renault LAGUNA III (BT0/1) del año 2010 Tipo D/M9R AB.
    lleva 78000Km. y me llaman del concesionario q hay que cambiar la correa de distribución.Este coche lleva correa ó cadena de distribución.
    Gracias.

    • Hola Jesús,

      En teoría tu coche lleva cadena de distribución, de todas maneras con el nº de bastidor te darán una rápida respuesta en cualquier Servicio Oficial Renault.
      Salduos
      Juan

    • Hola Isabel,

      Según los datos que nos indicas, tu vehículo lleva correa de distribución que habitualmente se cambia como “kit” bomba de agua + tensores + correa.

      Saludos
      Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad