¿Qué es el ESP?

esp
Ante situaciones de riesgo, como por ejemplo derrapes, el ESP es capaz de frenar las ruedas de forma selectiva y, reducir, con ello, ciertos accidentes.

ESP son las siglas en alemán de Elektronisches Stabilitäts Programm (Programa Electrónico de Estabilidad). Se trata de uno de los elementos de seguridad activa que incorporan todos los vehículos nuevos desde 2011 y su misión es controlar la estabilidad del vehículo. Así, ante situaciones de riesgo, como por ejemplo derrapes, el ESP es capaz de frenar las ruedas de forma selectiva y, reducir, con ello, ciertos accidentes.

Se trata de una innovación desarrollada por Bosch en 1995, en cooperación con Mercedes-Benz. Según en qué vehículo el EPS recibe otro nombre, tales como Vehicle Dynamic Control (“control dinámico del vehículo”, VDC), Dynamic Stability Control (“control dinámico de estabilidad”, DSC), Electronic Stability Control (“control electrónico de estabilidad”, ESC) y Vehicle Stability Control (“control de estabilidad del vehículo”, VSC), aunque su función es exactamente la misma.

¿Cómo funciona el ESP?

Este sistema consta de una unidad de control electrónico, un grupo hidráulico y un conjunto de sensores:

  • sensor de ángulo de dirección: está ubicado en la dirección y proporciona información constante sobre el movimiento del volante, es decir, la dirección deseada por el conductor.
  • sensor de velocidad de giro de rueda: son los mismos del ABS e informan sobre el comportamiento de las mismas (si están bloqueadas, si patinan …)
  • sensor de ángulo de giro y aceleración transversal: proporciona información sobre desplazamientos del vehículo alrededor de su eje vertical y desplazamientos y fuerzas laterales, es decir, cual es el comportamiento real del vehículo y si está comenzando a derrapar y desviándose de la trayectoria deseada por el conductor.

Un microordenador controla las señales provenientes de los sensores del ESP y las chequea 25 veces por segundo para comprobar que la dirección que desea el conductor a través del volante se corresponde con la dirección real en la que se está moviendo el vehículo.

Si el vehículo se mueve en una dirección diferente, el ESP detecta la situación crítica y reacciona inmediatamente, independientemente del conductor, utilizando el sistema de frenos del vehículo para estabilizarlo.

El control de estabilidad en un vehículo está siempre activo aunque se puede desactivar a través de un botón, pero desde Autofit es algo que desaconsejamos ya que se trata de un sistema diseñado para ganar seguridad en situaciones de baja adherencia. Por lo que siempre te resultará útil tanto si conduces en carreteras secas, mojadas, con gravilla, en curvas o rectas, en pistas sin asfaltar, en carreteras nevadas o con hielo.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

¿Qué es el ESP?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad