verano

Llevar a cabo un buen mantenimiento de tu vehículo te ayudará a evitar más de un imprevisto y te permitirá desplazarte a cualquier destino con la máxima seguridad este verano.

De la misma forma que acondicionas el coche para el invierno, con la llegada del verano y las altas temperaturas también es necesario hacerle una puesta a punto al vehículo. Además, durante esta época del año aumentan los desplazamientos y viajes en coche, por lo que es imprescindible revisar el coche antes de un viaje largo. Llevar a cabo un buen mantenimiento de tu vehículo te ayudará a evitar más de un imprevisto y te permitirá desplazarte a cualquier destino con la máxima seguridad.

El 1 de junio empezó el verano meteorológico, y aunque el verano astronómico no llegue hasta el 21 de junio el mercurio ya ha empezado a subir este fin de semana. El verano, la época del año más deseada para la mayoría de la gente, está a punto de entrar y… ¿está tu coche preparado para afrontar esta ansiada época del año?

¿Qué puntos revisar antes del verano?

  1. Revisa el sistema de refrigeración para evitar que se caliente más de la cuenta y pueda derivar en graves problemas. Es conveniente comprobar de forma periódica que el nivel del líquido refrigerante es el correcto y si percibes fugas, repararlas cuanto antes.
  2. El aire acondicionado y/o el climatizador. En verano es cuando más trabajo se da a los sistemas de climatización y también es cuando más se suelen estropear ya que durante el invierno apenas se hace uso de ellos. Para poder hacer frente al calor cuando viajas dirígete a tu taller Autofit de confianza para comprobar si es necesario recargar el gas refrigerante.
  3. Los neumáticos. Aunque la revisión de los neumáticos es algo que se debe hacer a lo largo de todo el año, en verano, cuando se utiliza más el coche, es importante asegurarse que llevas la presión adecuada y que las ruedas no estén excesivamente desgastadas.
  4. Renovar las escobillas. Con las bajas temperaturas del invierno los limpiaparabrisas pueden haber perdido su efectividad o se pueden haber agrietado. Así que si ves que las escobillas están gastadas o resecas es importante que las cambies. En verano, además de tormentas, la luna delantera suele marcharse de bichitos con lo que tener las escobillas en buen estado será fundamental para asegurarte una buena visibilidad.
  5. Revisión del radiador y el filtro de polen. Tras la primavera el polen puede quedar atascado en el filtro antipolen del coche y para evitar que una gran acumulación de residuos obstruya la llegada de aire al motor, se debe reemplazar dicho filtro antes de que afecte negativamente al rendimiento del motor.

Y recuerda viajar siempre bien hidratado, para soportar así mejor las altas temperaturas, y llevar calzado y ropa cómoda, para así reducir el cansancio y el estrés al volante.  Y antes de viajar en coche este verano ponlo a punto en tu taller Autofit más cercano, hacerlo… ¡tiene premio!

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar