Ola de calor: 10 averias que puede sufrir tu cocheLa primera ola de calor del verano ya está aquí. La entrada de aire extremadamente cálido procedente de África, junto con las condiciones de inestabilidad atmosférica y la fuerte radiación solar propia de estas fechas provocará, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que los termómetros rebasen los 40ºC en el centro, la mitad sur y el cuadrante nordeste de la Península desde este miércoles 26 de junio.

Es probable que las altas temperaturas persistan, al menos, hasta el lunes 1 de julio y no se descarta que puedan prolongarse durante los primeros días del mes en algunas zonas. Tampoco darán tregua las noches, pues las mínimas se mantendrán por encima de los 20ºC, incluso podrían no bajar de los 25 en el interior de la mitad sur y centro peninsular.

Las recomendaciones para no correr riesgos durante la ola de calor pasan por hidratarse y beber agua de manera constante; evitar la ingestión de bebidas alcohólicas; utilizar ropa ligera y de colores claros; evitar cualquier actividad física al sol en las horas más peligrosas (mediodía); y protegernos bien del sol (crema para la piel, gafas, sombreros, gorras…).

Y tu coche ¿también está preparado? Sí, tu coche también puede ser víctima de la ola de calor. Por eso, conviene que lo revises para evitar riesgos ¿Qué tal si te acercas por tu Autofit de confianza y pones tu coche a punto? Además, ahora puedes beneficiarte de nuestra Campaña 0,0 Averías, en colaboración con Stop Accidentes, y ganar fantásticos premios. ¡Apúntate!

Averías que puede provocar la ola de calor

Un coche bien mantenido está menos expuesto a las averías que puede provocar una ola de calor, como, por ejemplo, los ‘calentones’ o sobrecalentamientos del motor. Sin embargo, estos son algunos de los componentes de tu coche que más pueden sufrir por las altas temperaturas.

Batería

Sufre tanto con las bajas como con las altas temperaturas. Además, la mayor exigencia de elementos como el sistema de climatización puede afectar seriamente a su carga.

Líquido refrigerante

Juega un papel clave en mantener la temperatura óptima del motor. Por eso, conviene revisar su nivel y, en caso de detectar fugas o pérdida de fluido, acudir lo antes posible a un taller.

Radiador

Si la principal misión del radiador es la de refrigerar el motor es inevitable que las altas temperaturas de una ola de calor perjudiquen su funcionamiento. Por ello, además de revisar el nivel del refrigerante, comprueba que no tenga fugas (ojo con los manguitos) o que las rejillas estén en buen estado y permitan una correcta circulación del aire.

Termostato

Con las altas temperaturas, aumenta el riesgo de sufrir un sobrecalentamiento. Es posible que, al haber alcanzado un máximo, se haya roto el termostato, que, dentro del motor, se encarga junto el electroventilador de controlar la temperatura del coche y controlar que siempre haya la cantidad apropiada de líquido refrigerante.

Bomba del agua

De igual modo, una avería en la bomba de agua como una fuga de refrigerante o un impulsor gastado pueden provocar el sobrecalentamiento del motor. Por cierto, ¿cuándo debes cambiar la correa de distribución?

Temperatura del motor

Además del líquido refrigerante, el consumo de aceite es clave cuando el calor aprieta, pues un nivel bajo de lubricante aumentará aún más la temperatura del motor, por una mayor fricción entre las piezas, aumentando el riesgo de avería.

Neumáticos

No todo tiene que ver con el motor y su refrigeración. Las altas temperaturas derivadas de la ola de calor pueden acelerar el desgaste de los neumáticos y sufrir un reventón, sobre todo, si ya los llevamos con un dibujo por debajo de lo recomendable. Asimismo, circular a altas velocidades y el aumento de la temperatura ambiente puede subir su presión: revísala.

Sistema de climatización

El aire acondicionado o el climatizador de tu coche es sometido a un gran esfuerzo durante una ola de calor. Un mal uso o un mal mantenimiento del sistema, como vimos en este post anterior, puede provocar una avería en cualquiera de sus componentes.

Elevalunas eléctrico

¿Recuerdas que los elevalunas eléctricos se averían más en verano? Con el calor usamos más este mecanismo para subir y bajar las ventanillas. El sobreuso, o la aparición de óxido por todo lo contrario, puede provocar fallos en el motor eléctrico. También, el desgaste puede romper los cables que hacen que funcione.

Sistema de frenado

Este sistema es otro de los que más se resiente con las altas temperaturas en una ola de calor. Y es que, como las pastillas actúan por fricción sobre los discos de freno —o el tambor—, están constantemente expuestas al calor.

Asimismo, los discos pueden deformarse al aumentar su temperatura, lo que puede afectar también al funcionamiento de los latiguillos de freno.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

Ola de calor: 10 averías que puede sufrir tu coche
5 (100%) 1 voto[s]