No adivinarias que hizo Niki Lauda con sus trofeos de F-1La Fórmula 1 ha perdido a uno de los campeones más grandes de su historia: Niki Lauda. El expiloto y empresario austríaco fallecía a los 70 en una clínica suiza al no superar unos problemas renales. Su cuerpo, que había resistido a un brutal accidente hace más de 40 años, se rendía después de sufrir numerosos problemas de salud.

Lauda se había sometido en el verano de 2018 a un trasplante de pulmón que le obligó a estar hospitalizado varios meses, y el pasado mes de enero tuvo que volver a ser ingresado por una gripe que contrajo en navidades en Ibiza, donde tenía su segunda residencia.

Pero, además, el tricampeón del mundo de F-1 ya se había sometido a sendos trasplantes de riñón en 1997 y 2015, este último gracias a la donación del órgano de su entonces novia y ahora viuda Birgit.

Niki Lauda, tricampeón de F-1

Nacido en Viena el 22 de febrero de 1949, Andreas Nikolaus ‘Niki’ Lauda fue campeón del mundo de F-1 en 1975 y 1977, con Ferrari, y en 1984 con McLaren y subcampeón en 1976. A lo largo de su carrera en la máxima categoría pilotó para las escuderías March, BRM, Ferrari, Brabham y McLaren, acumulando 25 victorias y 54 podios, en 177 carreras.

Retirado temporalmente en 1978, las deudas y una larga querella con Austrian Airlines le obligaron a regresar en 1982. Se retiró definitivamente de la competición en 1985.

Fue apodado «la computadora» por su meticulosidad y su capacidad para identificar el defecto más pequeño del automóvil que conducía. Comentarista de TV, empresario (fundó y dirigió dos aerolíneas, Lauda Air y Niki), desde 2012 fue presidente ejecutivo del equipo alemán Marcedes Amg F1 del que también era asesor y accionista.

El accidente que marcó su vida

Lauda tenía encarrilado el Mundial de 1976. Al final de la 9ª prueba, tenía más del doble de puntos que su inmediato perseguidor, Jody Scheckter. Sin embargo, en la siguiente carrera, el GP de Alemania, disputado en Nürburgring, Lauda sufrió un accidente en la curva Bergwerk, que le provocó gravísimas quemaduras al incendiarse su monoplaza.

Aquel 1 de agosto había llovido y el asfalto de la pista estaba mojado. Habían transcurrido dos vueltas de la carrera cuando Lauda perdió el control de su coche y se estrelló contra el guardarraíl. A pesar de las graves quemaduras, que le desfiguraron la cara, regresó a las pistas sólo seis semanas después.

Durante su ausencia, el inglés James Hunt había jugado sus bazas y a la última carrera del año, el GP de Japón, llegó con una desventaja de apenas 3 puntos sobre Lauda. En una pista peligrosamente mojada, Lauda se retiró tras dos vueltas, por considerar inseguro continuar en tales condiciones.

Hunt lideró la mayor parte de la carrera hasta que un pinchazo le hizo perder posiciones. No obstante, consiguió remontar hasta la 3ª plaza, lo que le valió ganar el título por un solo punto.

La rivalidad entre Niki Lauda y James Hunt fue tan grande y especial que fue llevada al cine en ‘Rush’ (2013), película dirigida por Ron Howard y protagonizada por Chris Hemsworth​ (Hunt) y el hispano-alemán Daniel Brühl (Lauda).

Trofeos por lavados gratis

Pragmático como pocos, Lauda contó en una ocasión que cuando era joven renunció a conservar sus trofeos de F-1 para que, a cambio, su mecánico local le lavase sus coches de calle siempre que el tricampeón lo deseara.

«En mis tiempos la mayoría de trofeos eran feos, para mí eran objetos inútiles, así que le dije: si me lavas el coche el resto de mi vida, te los puedes quedar todos», dijo a BBC Radio.

«Por desgracia el hombre murió, pero los trofeos estaban tan mal conservados que un amigo mío los recogió, los volvió a pulir y mis hijos los pusieron a la venta en eBay. Ahora si quiero lavar mi coche tengo que pagar», decía con sorna.

¿Era gallego el abuelo de Niki Lauda?

La biografía de Niki Lauda cuenta que era hijo de Ernst-Peter y Elisabeth Lauda y nieto de Hans Lauda, un conocido industrial austríaco que fue nombrado ‘caballero’ en 1916 por el emperador Francisco José I, si bien perdió el título tras la I Guerra Mundial.

Sin embargo, algunos medios cuentan otra historia. Una historia que viene de lejos (la contaba ya el diario ABC en 1976) y que asegura que el abuelo de Lauda sería un gallego llamado Juan Lauda Crespo, nacido en Loña do Monte (Ourense) en 1890.

Según contaba este diario, Juan y su hermano Sixto emigraron a Buenos Aires en 1908, regresando en 1913. Sin embargo, Juan volvió a marcharse, primero a Cuba y después a Estados Unidos. Allí, en Nueva York, se casó con otra gallega, de Vigo, con la que tuvo cinco hijos.

Uno de ellos, José Lauda Soto, sirvió como piloto estadounidense en la II Guerra Mundial. Al acabar la guerra se casó con una austríaca con la que tuvo un hijo, divorciándose poco después de un año de matrimonio. Aquel hijo sería Niki Lauda.

Por aquel 1976, Sixto aún vivía, con 80 años, en un pueblo de A Coruña y, según contaba el periodista, tenía cinco hijos y diez nietos. Y aunque «varios de estos hijos tienen un indudable parecido con Niki», lo cierto es que la familia no podía asegurar el posible parentesco.

Confía en Autofit

Podemos dudar de si Niki Lauda tenía sangre gallega o si su mecánico cuidó mejor de sus coches que de sus trofeos. Lo que sí te podemos asegurar es que si pones tu coche en manos de los profesionales de nuestra Red, lo cuidaremos como si de un trofeo se tratase.

Confía en los talleres de Autofit a la hora de realizar cualquier operación de mantenimiento o reparación de tu vehículo. Optar por los talleres de nuestra Red significa elegir la mejor opción para llevar siempre tu coche en óptimas condiciones.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar