neumaticos-usadosDurante los últimos años han aparecido numerosos puntos de venta de neumáticos usados.

Aparentemente son talleres normales donde los neumáticos relucen más que en ningún otro sitio, pero no hay que dejarse llevar por las apariencias y conocer las ventajas e inconvenientes de comprar un neumático de segunda mano o segunda rueda.

De entre los factores meramente técnicos o de seguridad, no cabe duda que un neumático nuevo garantiza todas las atribuciones de ese neumático, tanto en sonoridad, consumo como en adherencia.

 

etiquetado-neumaticos

 

Las etiquetas, con entrada en vigor noviembre de 2012, permitirán a los fabricantes de neumáticos clasificar sus productos en función de tres indicadores clave de rendimiento: ahorro de combustible, agarre en mojado y ruido exterior.

EFICIENCIA ENERGÉTICA – Indica cuánto ‘contribuye’ el neumático a reducir el consumo de carburante del coche. Este apartado está dividido en seis categorías según el coeficiente de rodadura del neumático, que se calcula en función de los kilogramos de fuerzas necesarios para hacer girar un neumático sometido a una determinada carga. La clasificación es la reflejada en la tabla.

ADHERENCIA EN MOJADO – Indica cuánto agarra el neumático en mojado. Esta categoría califica a los neumáticos en función de su agarre en mojado. Cuanto más cerca de la A esté la calificación, mayor será su agarre en este tipo de superficie. Está medido de acuerdo con el reglamento nº 117 de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas.

RUIDO DE RODADURA – Señala cómo de ruidoso es un neumático. Este valor se emplea para definir cómo de ruidoso es un neumático en carretera. Se mide en decibelios y de acuerdo con el Reglamento nº 117 de la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas. Para considerar que un neumático tiene un nivel de ruido bajo, su nivel debe ser inferior a los valores indicados en la tabla para cada categoría de neumáticos: C1=Turismos; C2=Comerciales ligeros; C3=Comerciales.

Los neumáticos usados, pueden tener vicios ocultos como deformaciones internas, e incluso y tirando mala fe, le pueden haber rebajado el grosor de la banda de rodadura para que la profundidad de los surcos de esta, sea mayor.

Aparentemente, el precio es el argumento de base para comprar neumáticos de segunda mano, notablemente más baratos…En un principio.

Si un neumático nuevo con un uso medio de 20.000 Km/año nos puede durar un par de años en muy buen estado. Un neumático usado desde su primer día estará en peor estado y nos durará mucho menos. Y es aquí donde deberemos pagar otra vez mano de obra de montaje y equilibrado. Por lo tanto, si sumamos precio del neumático, más mano de obra y lo tenemos que hacer con mayor frecuencia, el neumático barato nos sale caro y nunca llevaremos uno en perfectas condiciones.

Conclusión, monta neumáticos de gama media o baja, pero nuevos. Recuerda que detrás de muchos accidentes de coche, hay neumáticos excesivamente usados.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar