Tramo de Riesgo Alto en la carretera N-320 - Fuente: Informe EuroRAP 2019 del RaceA principios de diciembre, la Dirección General de Tráfico anunciaba que se habían superado los 1.000 fallecidos en accidentes en vías interurbanas en 2019, lo que significa que cada día 3 personas han perdido la vida en la carretera.

Pese a esta cifra, la propia DGT ha querido agradecer a los ciudadanos sus comportamientos correctos en la carretera, unos comportamientos que durante 2019 han conseguido reducir el número de accidentes de tráfico.

Una mejora de la seguridad vial en la que también influye el buen estado de mantenimiento de los vehículos. Y para llevar tu coche bien mantenido, tu mejor opción son los talleres Autofit, donde encontrarás los mejores profesionales a los que confiar el cuidado de tu vehículo. Encuentra tu Autofit más cercano.

Informe EuroRAP 2019

Si bien las distracciones son la principal causa de los accidentes de tráfico, otro elemento que juega un papel destacado son las carreteras. Y gracias al Informe EuroRAP, en el que participa el Race, podemos conocer cuáles son los tramos de carretera más peligrosos de España en 2019.

Para identificar los tramos de carretera más peligrosos, el estudio analiza el número de siniestros de los tres últimos años (en este caso de 2016 a 2018), resultando un ‘índice de riesgo’, que se establece en función del número de accidentes mortales y graves. Asimismo se introduce en la ecuación el número de vehículos que circulan por ellos a diario.

En definitiva, el informe localiza los tramos de carretera en los que es más probable que una persona tenga un percance. Así, en la decimoséptima edición del estudio, las tres comunidades autónomas con los resultados más preocupantes son Aragón, donde uno de cada cuatro tramos analizados de los pertenecientes a la RCE (Red de Carreteras del Estado) posee un riesgo elevado de accidente (25,98%), muy por delante de Castilla y León (13,66%) y Cataluña 12,71%), que ocupan los siguientes puestos.

Los tramos de carretera más peligrosos

De los tramos de carretera más peligrosos en España en 2019, el que obtiene un índice de riesgo mayor está en la N-541, en Ourense, entre los kilómetros 23,5 y 33,6. En total, ocho tramos de carretera son considerados de Riesgo Alto y suman un total de 142 km (categoría negra) y otros 53 tramos de carretera son considerados de Riesgo Medio-Alto (suman un total de 820 km).

En estos 61 tramos se han producido 100 accidentes mortales y graves que han dejado 31 fallecidos y 95 heridos graves durante el periodo en estudio, lo que supone una media anual de 33 accidentes mortales y graves, 10 fallecidos y 32 heridos graves. La Intensidad Media en estos tramos es de 4.095 vehículos al día.

Los 15 tramos más peligrosos

Según los autores del informe, existe algo más peligroso que un tramo de riesgo elevado: aquellos que repiten año tras año. En la edición de 2019 aparecen tres, de categoría negra, que “ya estaban presentes entre los más letales tanto en 2018 como en 2017”.

Se trata de los ubicados en la N-642 (en Lugo, entre los km 0 y 8,2), en la N-260 (en Girona, km 117,3 a 179,5) y en la N-234 (en Soria, kilómetros 398,2 a 408,4).

El informe EuroRAP 2019 analiza solo los datos de aquellos tramos de carretera con más de 2.000 vehículos diarios y con más de 5 kilómetros de longitud. Atendiendo a la clasificación del EuroRAP 2019, Huesca concentra seis tramos de riesgo. Y también destacan –de modo negativo– León, Lugo, Ourense y Teruel, todas con cuatro tramos.

Radares y tramos peligrosos

Al analizar la distribución del riesgo en los tramos de la Red de Carreteras del Estado en función de la existencia o no de radar en dichos tramos según los datos publicados en la página oficial de la Dirección General de Tráfico, se observa que 733 de los 1.388 tramos de carretera analizados cuentan con al menos un radar.

Así, el 15% de los tramos con radar tienen Índices de Riesgo Alto o Medio-alto, proporción superior a los tramos sin radar (8%). También se observa la influencia de la existencia de radar en zonas donde se ha detectado una elevada accidentalidad en el hecho de que 32 de los 50 tramos de Riesgo Alto cuentan con radar.

A pesar de todos estos datos, las españolas se encuentran entre las mejores carreteras de todo el mundo, según el informe que publica el Foro Económico Mundial que analiza su calidad. Por eso, practicar una conducción respetuosa y prudente siempre será el mejor seguro para reducir el riesgo de sufrir accidentes en carretera ¡Practícala!

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar