Los principales motivos de suspenso en la ITV en 2018Como todo automovilista debe saber, la Inspección Técnica de Vehículos es un trámite obligatorio para todos los vehículos a motor en España. Para los turismos, la inspección es obligatoria cada dos años a partir del cuarto desde su matriculación. Y, desde los 10, la ITV deberá pasarse todos los años.

¿Te toca pasar la ITV este año? Recuerda que, en el último trimestre de 2019, las matrículas que tienen que pasarla por primera vez son: de la JJJ a la JJW (octubre), de la JJX a la JKK (noviembre) y de la JKL a la JKZ (diciembre).

Te toque cuando te toque, no evites cumplir con esta obligación. Además de estar expuesto a una multa de 200 euros si circulas con la ITV caducada, moverte con un vehículo en mal estado pone en peligro tu seguridad y la del resto de usuarios de la carretera.

Pon tu coche en manos de los profesionales de Autofit antes de acudir a la inspección. Evitarás un suspenso en la ITV y te asegurarás superarla a la primera sin problemas. Confía a los talleres de nuestra Red el cuidado de tu vehículo: trabajamos cada día para seguir siendo tu mejor opción a la hora de reparar o mantener tu coche.

Principales motivos de suspenso en la ITV

Y así no te pasará como a los casi 2,7 millones de turismos que se llevaron un suspenso en la ITV el año pasado en su primera inspección por presentar defectos graves (aquellos que automáticamente imposibilitan que un vehículo pueda superar la inspección técnica). Es decir, casi el 19,4% de los turismos que acudieron a la ITV en 2018 suspendieron a la primera.

De los más de 28,8 millones de defectos leves y graves que presentaron los vehículos en las inspecciones técnicas en 2018, más de 16,6 millones correspondieron a los turismos particulares. De ellos, 5,8 millones eran graves.

La categoría en la que más defectos graves se encontraron fue la de ‘Alumbrado y señalización’ (18,1%); seguido de ‘Ejes, Ruedas, Neumáticos, Suspensión’ (17,6%).

Sin embargo, si analizamos sólo los datos de los turismos, fue esta última la que más defectos graves acumuló: el 21,1% del total. A continuación, se situó el ‘Alumbrado y señalización’ (el 19,7%), mientras que el tercer puesto lo ocuparon las ‘Emisiones Contaminantes’ (el 18,6%).

Este dato certifica que el mayor control en las emisiones de los vehículos, por medio de la lectura de los registros en las centralitas del motor, ha conseguido detectar más vehículos con emisiones no acordes con la normativa.

¿Se corrigen los fallos tras el suspenso?

Parece que sí, pero no en todos los casos, ya que un 8% de turismos no llegaron a aprobar la inspección el año pasado. En total, de los 2,7 millones de turismos con un suspenso en la ITV en la primera inspección, 2,5 millones acabaron superándola en segundas o posteriores revisiones.

Recuerda que, con la normativa actual, los conductores deben acreditar si los problemas han sido solventados o no por un taller.

Por otro lado, la colaboración entre la DGT y AECA-ITV ha permitido un mayor control para detectar, a través de cámaras y radares implantados a partir de 2018, cuándo un vehículo tiene pasada la ITV. No obstante, preocupa el alto nivel de absentismo, es decir, vehículos que circulan sin tener la ITV vigente y que en nuestro país se sitúa en el 20%.

¿Quieres superar la inspección técnica a la primera? Está en tu mano. Una revisión pre-ITV te ayudará a aprobarla sin problemas. Y si tienes alguna duda, echa un vistazo a nuestro post con consejos para evitar un suspenso en la ITV.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar