Los defectos graves en la iluminación de los coches crecen en la ITV casi un 40% en 5 añosA pesar de la mejora de la economía, del empleo y del gasto de las familias desde 2014, ejercicio en el que “técnicamente” España salió de la recesión, en estos cinco años, el estado de la iluminación de los coches que circulan por nuestras carreteras no ha hecho sino empeorar.

Si ya publicábamos que los defectos graves en la ITV volvieron a crecer en 2018, en el caso concreto del sistema de iluminación, elemento clave en la seguridad de los vehículos, este incremento ha sido espectacular en los últimos años.

Los datos recogidos por las ITV son un buen termómetro para medir cómo los conductores españoles cuidan sus automóviles. Y es que la Inspección Técnica de Vehículos, obligatoria en España para todos los vehículos a motor, efectúa un examen periódico completo de sus puntos básicos de seguridad, con el fin de asegurar un parque de vehículos en el mejor estado posible.

Sin embargo, la falta de mantenimiento de los vehículos es una de las asignaturas pendientes para los conductores en España. Para ayudarles a circular más seguros, los talleres Autofit son la mejor opción para el cuidado de los vehículos. Por eso, confía a los profesionales de nuestra Red el mantenimiento y reparación de tu coche.

Así crecen los defectos graves en iluminación

Uno de los apartados inspeccionados en las estaciones de ITV es el dedicado al sistema de alumbrado y señalización, una categoría en la que miles de vehículos suspenden año tras año al pasar la inspección técnica.

Según los datos de las ITV facilitados por el Ministerio de Industria, en 2018 los defectos graves en la categoría de ‘Alumbrado y Señalización’ detectados en las ITV de los turismos ascendieron a 1.140.646, casi un 40% más que en 2014.

Así, mientras en el primer ejercicio del periodo analizado (2014), los defectos graves ascendieron a 823.069, en el último año de dicho periodo (2018), este tipo de fallos, los que impiden superar la inspección técnica obligatoria, ascendieron a esos 1.140.646, lo que supone un incremento de, prácticamente, el 38,6%.

Sin embargo, este dato siendo malo no es el peor, ya que desde 2011, el crecimiento de este tipo de fallos relacionados con el sistema de iluminación del vehículo se situó por encima del 70%, con una tendencia al alza sólo atenuada en 2018, cuando el incremento de los defectos graves fue ‘sólo’ del 3,25% respecto a 2017, cuando ese año el aumento sobre 2016 había sido del 12,19%.

Los defectos leves también crecen

No obstante, no todo son malas noticias. Y es que, en el caso de los defectos leves, aquellos que no impiden superar la ITV pero que suponen un riesgo para los conductores que circulan con ellos en sus vehículos, han registrado unos crecimientos menos acusados.

De esta forma, entre 2011 y 2018, este tipo de fallos en el sistema de iluminación de los coches aumentaron un 51,95%, con un incremento desde 2014 del 13,98%, si bien en 2018 registraron una caída de casi el 6% respecto a un año antes. A pesar de ello, el año pasado las ITV detectaron casi 3,78 millones de defectos leves sólo en la iluminación de los turismos.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar