Las principales averías de los coches en carretera en 2017Uno de los principales problemas del parque automovilístico español, además de su paulatino envejecimiento, es el de su mal mantenimiento. Y es que, en los últimos años, hemos visto como volvía a ser habitual aquella imagen de coches ‘tirados’ en el arcén por averías, una ‘instantánea’ que parecía haberse borrado de nuestras carretera.

Sin embargo, ya sea por la crisis, por un parque cada vez más viejo, que en muchos casos lleva aparejada una mayor ‘dejadez’ por parte de los conductores a la hora de cuidar su vehículo, o por un cúmulo de circunstancias, lo cierto es que dicha imagen es, lamentablemente, cada vez más común.

¿Por qué? El RACE lo tiene claro: “El constante incremento de asistencias de carretera del RACE encuentra su primera causa en el mal mantenimiento general que los usuarios le dispensan a sus vehículos, especialmente a la hora de ser puntuales con las revisiones periódicas y de asegurarse del buen estado del coche antes de realizar un desplazamiento largo por carretera”.

Así, lo señala en su Barómetro de Averías 2017, en el que destaca un incremento de expedientes del 18% respecto a 2016, hasta alcanzar un total de 1.488.227, de los que casi 900.000 correspondieron a asistencias en carretera.

¿Cuáles fueron las averías más recurrentes?

Las baterías, según los datos recabados por el RACE, volvieron a provocar las principales averías motivo de asistencia en 2017 con un total de incidencias que superó las 165.000 a pesar de reducirse un 4,7% respecto a 2016.

Y es que, aunque el año pasado se registrara esta caída porcentual, las incidencias con las baterías siguen doblando a la segunda causa de necesidad de asistencia: los problemas con los neumáticos.

En este sentido, los fallos en las cubiertas de los vehículos experimentaron un incremento de más de un 5,5% respecto a 2016, cifra que debería comenzar a corregirse a partir de este año, ya que desde el 1 de febrero la normativa de la ITV respecto a este elemento se ha endurecido (algo que de lo que ya te hablaremos en otro post).

Tras baterías y neumáticos, los accidentes de tráfico, los fallos en el motor (+5,2% frente a 2016), las averías de la bomba o inyectores diésel (-1,1%), el alternador, el motor de arranque, el disco y el cable del embrague, además del cambio de marchas manual coparon el ‘top ten’ de averías más recurrentes.

Confía en Autofit

A la vista de estos datos, merece la pena recordar una vez más que cumplir periódicamente con las revisiones establecidas por su fabricante de tu coche, revisar regularmente los elementos básicos (neumáticos, nivel de aceite, refrigerante…) y cambiar los componentes más sometidos a desgaste cuando toca (cubiertas, amortiguadores, frenos), reduce, de forma considerable, la probabilidad de sufrir averías.

Confía a los talleres de Autofit el cuidado de tu coche. Los profesionales de nuestra Red trabajamos para seguir siendo tu mejor opción a la hora de efectuar cualquier operación de mantenimiento o reparación que requiera tu vehículo.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar