AdBlue

Desde finales del año pasado es de obligado cumplimiento para los nuevos automóviles la normativa Euro 6, una legislación europea que limita los índices de contaminación permitidos en un coche.

Si estás pensando en renovar tu coche o has adquirido un vehículo con motor diésel recientemente esto te interesa. ¿Te suena el concepto AdBlue? ¿Sabes lo qué es? ¿Para qué sirve? Y ¿por qué está tan de moda ahora? Haciendo un paralelismo a las cinco W del periodismo, vamos a darte respuesta a las preguntas que tal vez te planteas: qué es, cuándo se empieza a aplicar, por qué se aplica, dónde, quién y cómo.

A grandes rasgos, todo tiene que ver con la preservación del medio ambiente. Y en esta lucha por reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera y con el fin de ajustarse a la normativa Euro 6vigente desde septiembre de 2014 y de obligado cumplimiento para las nuevas matriculaciones desde septiembre de 2015 – entra en juego la tecnología AdBlue, de ahí que últimamente esta palabra se oiga tanto.

Pero antes de entrar en materia vamos a contextualizar un poco el tema. Como bien sabes, los gases que emiten los vehículos a motor a la atmósfera son muy contaminantes y perjudiciales tanto para la salud como para la naturaleza. Comparado con Japón o Estados Unidos, en España, y en Europa en general, vamos muy retrasados en esta materia. Por ello, desde finales del año pasado es de obligado cumplimiento para los nuevos automóviles la normativa Euro 6, una legislación europea que limita los índices de contaminación permitidos en un coche, especialmente en lo que a partículas sólidas (benzopireno) y gases nitrosos (NOx) se refiere.

Reducir los gases contaminantes

El objetivo es reducir las emisiones de gases contaminantes de los vehículos, y para ello esta nueva normativa fija como valor tope 80mg/km  –la normativa anterior permitía unas emisiones de 180mg/km-. Bajo esta premisa los fabricantes de coches han tenido que trabajar duro para conseguir que sus motores de gasóleo se ajusten a la Euro VI. ¿Cómo lo han logrado?

Para reducir la emisión de partículas sólidas (benzopireno), presentes en la ceniza que genera la combustión del gasóleo, han instalado en los vehículos filtros anti partículas. En cambio, para los NOx, que  no se pueden eliminar físicamente, ha sido necesario añadir una aplicación química para transformarlos una vez que se generan y evitar que salgan a la atmósfera. Para ello  los fabricantes han podido elegir entre instalar un catalizador acumulador de NOx o un catalizador SCR con depósito de aditivo AdBlue. Ambos cumplen su función, aunque el catalizador con depósito de aditivo AdBlue es más eficaz ya que es capaz de eliminar hasta el 95% de NOx.

¿Qué es el AdBlue?

A partir de ahora las emisiones de gases contaminantes no pueden superar los 80mg/km.

A partir de ahora las emisiones de gases contaminantes no pueden superar los 80mg/km.

AdBlue es la marca comercial de una solución acuosa de urea en un porcentaje del 32,5%. No es tóxica pero sí corrosiva, con lo que se debe tener cuidado al manipularla. Es, básicamente, un aditivo que requiere de un sistema que lo suministre y haga uso de él. No se mezcla con el gasoil, sino que va almacenado en un depósito situado a la salida de los gases de escape que descompone las moléculas NOx en nitrógeno y H20, que son menos nocivos para las personas y el medio ambiente.

La ventaja, así pues, es que con los sistemas AdBlue se contamina menos, pero no hace que tu vehículo funcione mejor ni que sea menos silencioso.

¿Qué mantenimiento requiere?

El AdBlue hemos dicho que es un aditivo, y como tal se va consumiendo, así que cada cierto tiempo vas a tener que rellenarlo. Hacerlo, no es barato si nos quedamos solo en el precio por litro, pero si tenemos en cuenta que hay que añadirlo cada 20.000km –aunque esto te lo indica el fabricante de cada vehículo-, su precio es ridículo a cambio de los grandes beneficios que genera tanto para el planeta como para las personas.

Para repostar AdBlue es recomendable acudir a tu taller Autofit de confianza, ya que no basta únicamente con abrir el tapón del depósito de urea y rellenarlo, sino que hay que conectar el coche a una máquina de diagnosis para resetear el contador del calculador eléctrico de la centralita que gobierna el sistema. Además es una sustancia corrosiva, con lo que su manipulado requiere de mucho cuidado y precisión para no dañar la pintura ni la tapicería.

¿Cuándo repostar?

La mayoría de los fabricantes están optando por fabricar los motores para que los periodos de recarga de AdBlue coincidan con los periodos de mantenimiento de filtro, aire y aceite, aunque eso variará en función de cada fabricante.

Generalmente, cuando te queden menos de 2.000km de autonomía del aditivo, cada vez que arranques el coche aparecerá una alerta que te recordará la autonomía restante, y cuando ésta sea inferior a 1.000km la luz queda fija en el cuadro de mandos. Si haces caso omiso de la advertencia y no repostas el aditivo y se te agota, una vez apagado el motor no lo podrás volver a encender, hasta que no se resetee la unidad y se reponga la urea.

¿Qué averías puedes tener?

En si el sistema, al ser una reacción química, no genera averías, pero sí que pueden aparecer fallos en el propio sistema, como por ejemplo en el inyector de urea, la unidad de control o en los sensores de nivel del depósito, por ejemplo, por lo que será preciso acudir al taller.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar