Mild hybridLa creciente presión sobre los constructores de vehículos que ejercen las sucesivas normas anticontaminación aprobadas han hecho que los fabricantes no dejen de innovar para garantizar una movilidad eficiente y respetuosa con el entorno. Motorizaciones híbridas, eléctricas, GLP… son numerosas las alternativas a los motores de combustión interna tradicionales a la hora de conseguir coches más limpios. Y la tecnología Mild Hybrid, o hibridación leve a 48 Voltios, suena cada vez con más fuerza como alternativa para el presente y futuro de nuestra movilidad. Pero… ¿Sabes en realidad qué es la tecnología Mild Hybrid?

La norma anticontaminación “Euro VII”, que entrará en vigor en 2020, obligará a los fabricantes de automóviles a tener una media de emisiones de CO2 de 95 g/km entre toda su gama de vehículos, que además será medida de acuerdo al nuevo ciclo de homologación WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedures), mucho más realista con consumos y emisiones. Es en este escenario donde los vehículos híbridos enchufables y eléctricos resultan tremendamente útiles a la hora de poder cumplir dicho  objetivo. Pero también más caros.

La tecnología Mild Hybrid a 48 V, o hibridación leve, permite reducir las emisiones de CO2 del vehículo incorporando funciones de recuperación de energía en las fases de deceleración o frenado y el sistema Start&Stop. Además, la tecnología de 48 V proporciona un par adicional en determinados momentos de la conducción, ofreciendo rendimientos más dinámicos, e incluso ayudando a mantener la velocidad de crucero o desconectar el motor térmico a velocidades entre los 10 y 15 km/h.

Tecnología Mild Hybrid: Cómo funciona

La tecnología Mild Hybrid incorpora un pequeño motor eléctrico de corriente alterna, de entre 9 y 12 kW, con una batería adicional con una capacidad de entre 0,5 y 1 kW, que ayuda al motor de combustión interna y permite recuperar energía en fases de deceleración o frenado. De este modo permite liberar al motor principal –térmico- de la demanda de electricidad de sistemas como la dirección eléctrica, los compresores o o los turbocompresores, consiguiendo una reducción de consumos y emisiones.

Dicho de otra forma: Con la hibridación leve, el motor de combustión pasa a utilizarse exclusivamente para mover el coche, mientras que la energía de todos los sistemas auxiliares y los sistemas eléctricos del coche (climatizador, navegador, etcétera) proviene de esta otra fuente de energía. Es por ello que muchos fabricantes ya apuestan por la hibridación leve, ya que es una forma barata de reducir el consumo, así como las emisiones de sus coches (en torno a un 15 % menos emisiones de CO2 de media).

Por otra parte, la hibridación a 48V, al presentar una tensión inferior a 60V, no tiene la consideración de alta tensión y no ha de cumplir con los requisitos de seguridad que afectan a los vehículos híbridos y eléctricos relativos a instalación eléctrica, conectores, sistemas de seguridad o aislamiento, lo cual abarata el sistema, y también hace más sencilla la intervención de los profesionales en el taller.

¿Qué componentes tiene un sistema Mild Hybrid?

La tecnología Mild Hybrid a 48 V cuenta, de forma genérica, con:

  • Motor-generador: Un motor eléctrico de 9-12 kW de potencia que ayuda al motor térmico en ciertas fases de funcionamiento, aumentando inmediatamente el par motor a través de un empuje eléctrico. Asimismo,  genera energía en fases de deceleración o frenada. En función del tipo de hibridación, si va unido al cigüeñal permite acometer las funciones de arranque del motor de manera mucho más rápida y silenciosa. Su refrigeración, según el fabricante y la potencia del motor, puede ser por aire o líquida.
  • Inversor: Para suministrar la energía necesaria para el funcionamiento del motor eléctrico, el inversor transforma la tensión de corriente continua suministrada por la batería de 48 V en tensión alterna trifásica. En las fases de regeneración o carga, el inversor transforma la tensión alterna generada por el motor-generador eléctrico en corriente continua.
  • Convertidor continua/continua: En el caso de que el motor generador a 48 V sea el encargado de cargar la batería de 12 V y alimentar el sistema convencional del vehículo, reduce la tensión de 48 V a 12 V.
  • Batería: La batería de 48 V puede oscilar entre 0,5 y 1 kW. Su función: almacenar  la energía generada en las fases de deceleración o frenada y la proporcionada por el motor o el alternador.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar