La revision mecanica perfecta prepara tu coche para el puenteAcabamos de arrancar diciembre y, con el puente de la Constitución a la vuelta de la esquina y las navidades en el horizonte, es más que probable que tu coche haga algún que otro kilómetro más de lo habitual este mes ¿Está preparado para afrontar más viajes en esta época del año?

Frío, lluvia, nieve, atascos… Diciembre no sólo trae alegría, reencuentros y buenos propósitos. Por eso, es importante revisar el estado de tu coche si vas a salir a la carretera en estas fechas, ya que las condiciones adversas que puedes encontrar en tu viaje pondrán a prueba tu vehículo.

En Autofit no nos cansamos de insistir en que el mantenimiento del vehículo es una tarea que debe realizarse a menudo, no sólo antes de emprender un viaje. Confía en los talleres de nuestra Red el cuidado de tu coche: trabajamos día a día para seguir siendo tu mejor opción a la hora de reparar o mantener tu vehículo.

Preparar tu coche para el puente

De esta forma, ahora que se aproximan el puente de la Constitución y las fiestas navideñas y que los desplazamientos largos serán más habituales, te traemos en este post algunas recomendaciones que hace la Dirección General de Tráfico para poner a punto tu coche.

Según la DGT, las comprobaciones mecánicas de un vehículo previas a un viaje deben centrarse en dos aspectos fundamentales: los elementos que unen el coche con la carretera y los relacionados con la visibilidad y la iluminación.

En este sentido, desde Tráfico consideran que el propio usuario «puede verificar los elementos más sencillos», aunque «para una comprobación de las partes mecánicas más complejas» debe «acudir a un taller especializado».

¿Qué puedes comprobar tú?

El estado de los neumáticos. Verifica la profundidad del dibujo, teniendo en cuenta que la normativa exige un mínimo 1,6 mm y que para conducir con seguridad lo recomendable es que el dibujo esté por encima de los 3 mm, y más en esta época del año en la que la lluvia o la nieve reducen el agarre. Recuerda que circular con un neumático que no está en buenas condiciones, alargará la frenada en condiciones de menor adherencia.

El limpiaparabrisas. Tal y como subraya la DGT, las escobillas en mal estado reducen peligrosamente tu visibilidad en carretera. De este modo, si al barrer dejan rastros de agua o marcas sobre el parabrisas, conviene cambiarlas. Asimismo comprueba el nivel del líquido limpiaparabrisas en el depósito.

El alumbrado. Comprueba que todas las luces e indicadores de dirección funcionan correctamente. Para ajustar la altura del alumbrado de cruce y carretera o para cambiar una lámpara, lo recomendable «es acudir al taller», señalan desde Tráfico.

¿Qué debe verificar tu taller?

La suspensión. Del sistema de suspensión depende la estabilidad de tu coche. Además, en mal estado, afecta al desgaste de los neumáticos y a la capacidad de frenado. Por ello, conviene revisarla cada 30.000 kilómetros. ¿Cómo saber si está fallando? En este post te enumerábamos los síntomas que te indican de que la suspensión no está en buen estado. En general, si la carrocería de tu coche se balancea, notas que las ruedas rebotan, la dirección vibra o la suspensión se hunde, tu coche te está advirtiendo de que la suspensión está fallando.

Los frenos. Pide a tu taller de confianza que revisen todo el sistema de frenado (pastillas, discos…). Si no está perfectamente mantenido, la frenada se alargará y se corres el riesgo de sufrir un accidente. También conviene que verifiquen el líquido de frenos, que debe sustituirse cada 2 años, o cada 40.000-60.000 km.

El aceite y los filtros. La correcta lubricación del motor exige cambios de aceite periódicos que dependen de cada modelo de coche (suelen realizarse entre los 10.000 y los 30.000 km o cada  año). Por eso, es fundamental seguir las indicaciones de mantenimiento del fabricante, también para los filtros del aire, de combustible y del habitáculo.

Con un coche bien mantenido, tu puente de la Constitución y los viajes de Navidad serán más seguros. Y para cerrar el círculo, practica una conducción respetuosa con las normas y con el medioambiente.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar