rodamientos

Los rodamientos son los que permiten que las ruedas giren, y por tanto se convierten en un componente clave para la seguridad.

Los rodamientos son unos pequeños componentes ocultos por el neumático y el sistema de freno que permiten que las ruedas giren. Es por ello que ante cualquier indicio de avería en alguno de los rodamientos es importante que acudas a tu taller Autofit más cercano para un pronto diagnóstico, ya que no sólo hacen girar las ruedas, sino que además son un componente importante en materia de seguridad.

El rodamiento está compuesto por tres partes:

  • Cuerpos rodantes: que permiten a los anillos girar con un rozamiento mínimo.
  • Una jaula: fabricada en poliamida o chapa de alta calidad capaz de resistir hasta 150o
  • Dos anillos: sobre los que ruedan los cuerpos rodantes.

¿Qué puede dañar los rodamientos?

El clima, el estado de la carretera y los golpes en los bordillos pueden influir en un deterioro prematuro de los rodamientos, y hay que tener cuidado, porque un rodamiento defectuoso, adquiere holgura y, en el peor de los casos, puede llegar a romperse.

Asimismo, si el rodamiento está mal hace que la temperatura aumente pudiendo llegar a afectar a sistemas como el sensor ABS, con consecuencias como, por ejemplo, el bloqueo de las ruedas.

Además, al crear un mayor rozamiento, notarás que el vehículo consume más combustible de lo habitual, aumentando las emisiones de CO2 y provocando un mayor desgaste de los neumáticos y un mal funcionamiento del sistema de frenado.

A tener en cuenta

Cuando se cambian los rodamientos, procura cambiarlos siempre de los dos lados del vehículo, ya que ambos están sometidos al mismo desgaste.

Y otro tema importante, la lubricación. Unos rodamientos bien lubricados tienen menos probabilidad de desgaste al verse reducida la fricción gracias a la grasa. Esta grasa, además de reducir la fricción, protege al rodamiento tanto de la corrosión como de las impurezas externas.

Así que si percibes un rugido, chillido o sientes un traqueteo constante  proveniente de las ruedas, pueden ser claros avisos de que los rodamientos están desgastados. En tal caso, no lo dudes y confía en los profesionales de Autofit para que comprueben y revisen su estado.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar