placas de matrícula

El robo de las placas de matrícula o la clonación de las mismas pueden traer a la víctima auténticos quebraderos de cabeza.

Imagínate que sales de trabajar, o de cenar con los amigos, o de pasar la tarde en el cine, o simplemente vas a por el coche al garaje como cada día,… y al acercarte al coche percibes algo raro. De primeras no sabes qué es pero no ves el coche exactamente igual… aunque por mucho que lo miras, y lo remiras, sabes qué ese es tú coche, pero algo es diferente…hasta que te das cuenta que te faltan las placas de la matrícula. ¡Has sido víctima de un robo en toda regla!

No es la primera ni la última vez que pasa. Desafortunadamente el robo de placas de matrícula es un acto muy recurrente en los delincuentes para usarlas posteriormente en vehículos que roban para hacer alunizajes, perpetuar robos o incluso para utilizarlas en coche que luego son vendido a terceros países. Además de la cara de perplejidad que se te queda al ver que tu coche no tiene las placas de la matrícula, esto supone un verdadero engorro para la víctima, que puede convertirse hasta en tu peor pesadilla.

¿Cómo actuar ante el robo de las placas de matrícula?

Un coche sin matrícula no puede circular. Por lo que si a tu coche le han quitado la matrícula, lo primero que debes hacer es dejar inmovilizado el vehículo, y el siguiente paso es ir a la comisaría de policía más cercana a cursar la correspondiente denuncia.

Después deberás acercarte a cualquier centro autorizado para que te hagan unas placas de matrícula nuevas, y una vez puestas ya podrás circular. Pero ahí no acaba la historia. En ocasiones, los ladrones utilizan tus placas para ponérselas a otro vehículo, generalmente robado también, y cometen con él un sin fin de infraccione de circulación, como por ejemplo circular a una velocidad mayor que la permitida.

En tal caso, que sepas que si son cazados por un radar las multas te llegarán a ti, ya que la Administración se dirige al titular que figura en el registro de vehículos, y en tal caso, ese eres tú. Así que, si esto te llega a ocurrir, no tendrás otra que presentar recursos a la multa y demostrar que ni el coche ni el conductor eres tú.

Clonación de matrículas

Aunque lo más habitual es el robo de las placas de matrícula, si de repente te empiezan a llegar multas de velocidad a tu nombre, pero ni tú ni tu coche estaban circulando por donde te dicen que has cometido el delito, lo más probable es que te hayan clonado las placas de matrícula, es decir que las han duplicado.

En tal caso, es difícil denunciarlo hasta que no empiezan a llegarte las multas, porque en la clonación no te quitan las placas físicamente, simplemente te copian la numeración, y posteriormente los delincuentes fabrican nuevas placa con ella.

Te roben o te clonen la matrícula, este simple hecho se puede convertir en todo un quebradero de cabeza para ti. ¡Ándate con ojo!

El mismo ojo que tienes que tener con tu coche y no olvidarte de pasar las revisiones pertinentes en tu taller Autofit más cercano.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar