Espejos retrovisores: cuales son obligatorios y como colocarlosEl ser humano tiene un ángulo de visión horizontal de 170º, y lateral de 100º. Mientras, con los espejos retrovisores, ese ángulo de 170º se amplía casi hasta los 360º, sin que la cabeza abandone la vista al frente.

Así, los espejos retrovisores son la extensión de nuestra visión en carretera, ofreciéndonos una imagen global de lo que ocurre a nuestro alrededor y reduciendo la posibilidad de accidentes. Esta importante función hace que sean obligatorios en los vehículos.

Por eso, conviene que sepas qué tipos de retrovisores existen, cuántos debe llevar tu vehículo obligatoriamente y cómo debes colocarlos para que cumplan su función de forma óptima.

Y recuerda: para que tu coche también circule siempre en óptimas condiciones, practica un mantenimiento responsable. Confía su cuidado a los profesionales de Autofit. Los talleres de nuestra Red trabajamos día a día para ser tu mejor opción a la hora de mantenerlo o repararlo.

¿Cuántos espejos retrovisores son obligatorios?

Existen dos tipos: interiores y exteriores. Los interiores se colocan dentro del habitáculo, en la parte central superior del parabrisas. Mientras, los exteriores, lógicamente, están en el exterior y, dependiendo del tipo de vehículo, tendrán un tamaño u otro y será obligatorio llevarlo en ambos lados o solo en uno.

Los turismos deben llevar obligatoriamente al menos dos retrovisores: el exterior izquierdo y el central. Si por la razón que sea el central está inhabilitado, el exterior derecho será obligatorio. En caso contrario, sólo será opcional.

Para los vehículos con remolques o caravanas son obligatorios los dos retrovisores exteriores. Y si el remolque o la caravana reduce la visión del conductor (de 60 m por detrás y 20 m de anchura de la vía) será obligatorio usar espejos ampliatorios.

¿Y si no llevo los retrovisores obligatorios?

El reglamento general de vehículos establece las sanciones por no llevar los espejos retrovisores. Por norma general, circular sin alguno de los retrovisores obligatorios supone una multa de 200€. Además, los agentes pueden inmovilizar el vehículo si supone un peligro para la seguridad vial debido a las deficiencias.

Asimismo, tu coche no pasará la ITV si carece de algún retrovisor obligatorio. También supone un defecto grave (y suspender la inspección) si alguno de los obligatorios presenta deterioro de la superficie que dificulte la retrovisión, su fijación sea defectuosa (con riesgo de desprendimiento) o no montar un retrovisor homologado.

En ese caso, debes saber que la sustitución de los retrovisores de serie por otros supone una reforma de la carrocería, así que tendrás que cumplir con todos los trámites de homologación para que los acepten y puedas superar la ITV.

Cómo colocar y usar los espejos

Al igual que el asiento, el cinturón de seguridad o el GPS, los retrovisores deben colocarse siempre antes de iniciar la marcha. Si somos el único conductor del vehículo sólo deberemos comprobar que los espejos no se han movido respecto de la última vez que condujimos.

Para colocar el espejo central, debemos hacer coincidir la luneta trasera con el espejo, para que veamos la totalidad del cristal.

Mientras, los espejos exteriores deben permitirnos ver la calzada lo más posible, dejando un pequeño espacio para no perder de vista la trasera de nuestro vehículo. Para esto es útil tomar como referencia la tapa del depósito de combustible o la manilla de la puerta trasera, dejándola en la esquina baja más próxima al coche.

En la mayoría de coches actuales, la regulación de los retrovisores se realiza sin tener que tocarlos directamente. Los vehículos suelen incorporan una palanca o unos botones eléctricos en el lado del piloto con los que se pueden mover sin abandonar el asiento.

¿Y cada cuánto debemos mirarlos? Siempre, brevemente: en poblado, cada 5-10 segundos y en carretera convencional o autopista, con tráfico menos denso, cada 10-15.

¿Y qué es y cómo evito el ‘ángulo muerto’? El ‘ángulo muerto’ es una zona lateral del vehículo en la que el conductor no tiene visión por ningún espejo, ni el interior ni los laterales. Para evitarlo, puede bastar con girar la cabeza o mirar por el rabillo del ojo, rápidamente y sin mover el volante, para comprobar que no hay ningún vehículo en ese punto.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar