¿Eres un buen conductor? Las 7 cualidades que debes cumplirLos conductores españoles se encuentran entre los mejores del mundo. Son entre buenos y excelentes, como poco, al menos en las conversaciones de barra de bar, en la sobremesa y en su propia conciencia. Y tú ¿te consideras un buen conductor?

Más allá de los datos objetivos, como en el número de accidentes o el de víctimas mortales por millón de habitantes —España es el noveno país de la UE en este aspecto, con una tasa de 40, inferior a la media de 49—, los automovilistas españoles tienen una elevada consideración de sí mismos.

Y es que, según un estudio elaborado por DriveSmart, uno de cada tres automovilistas se considera buen conductor (el 32% exactamente), mientras que un 33% se cree muy bueno al volante. Hay más: el 23% de los preguntados declara un manejo excelente de su vehículo. Por el contrario, muy pocos se describen como automovilistas regulares (3%) o malos (0,4%).

Las cualidades del buen conductor

Sin embargo ¿qué caracteriza a buen conductor? El buen conductor respeta las normas y al resto de conductores, y practica un buen mantenimiento de su vehículo. Ese que puedes encontrar en los talleres Autofit. En nuestros profesionales encontrarás los mejores aliados para que tu coche circule siempre en perfecto estado.

¿Y qué más cualidades debe tener un buen conductor? Según la asociación de empresas de ITV de Madrid, el buen conductor cumple siete cualidades.

Es meticuloso

Aunque se arriesgue a que le llamen ‘rarito’, el buen conductor se asegura antes del viaje de que los papeles están en orden. No se le ocurre salir en carretera sin la ITV pasada y sin el seguro en vigor. Llevará toda la documentación en el coche, por si se la exigen, así como la pegatina que certifica que el coche ha pasado la inspección técnica.

Es previsor

El buen conductor no se la juega. No compra ruedas de dudosa procedencia ni alarga la vida de las que monta su coche más allá de lo razonable (nunca apura hasta que el dibujo llegue al mínimo legal de 1,6 mm). Controla o pide en el taller que revisen la presión, el dibujo…

Ve y le ven en carretera

Y no porque sea coqueteo, sino porque sabe que el alumbrado supone más del 24% de los defectos graves en las ITV. Sabe que antes de llegar a fundirse, una lámpara puede llegar a perder hasta un 30% de su luminosidad, por eso no arriesga. Y como de noche todos los gatos son pardos, se asegura de que las luces no fallen para evitar riesgos en carretera.

Se aprieta el cinturón… de seguridad

Se abrocha el suyo, obliga al resto de ocupantes a abrochárselos (y los menores que montan con él llevan sus sistemas de retención adecuados) y se asegura de que están en buen estado al pasar la ITV. Y como sabe que los espejos retrovisores no son para verse, sino para ver y que el claxon no puede no funcionar también se asegura de que funcionan correctamente.

No se pasa de frenada

Ni con los frenos ni con su conducta. Si conduce, no bebe; descansa bien si tiene por delante un largo viaje y por supuesto, no sale a la carretera sin revisar los frenos de su coche.

Es cortés

Al ceder el paso, al permitir adelantar… Además, usa los intermitentes, guarda la distancia de seguridad, quita las luces de carreretera si se aproxima un coche en sentido contrario… y no hace caso al móvil por mucho que insistan a otro lado…

Y se preocupa por el medioambiente

Y no sólo en casa reciclando. La conciencia del buen ciudadano se traslada a su coche. Conduce de forma eficiente para gastar menos combustible y contaminar lo menos posible, no tiene el motor encendido si no hace falta y nunca tirará nada por la ventanilla del coche. Por eso lleva también siempre su coche bien mantenido.

Como ves, no es difícil ser un buen conductor. Sólo debes contar con unas cualidades que todo automovilista debería tener. En Autofit apostamos porque cada vez haya más conductores así…

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar