Lo que debe la automoción a las mujeres inventoras

El limpiaparabrisas, el retrovisor y otras aportaciones de la mujer al automóvilEl 11 de febrero se celebra el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. El motivo de esta celebración es la brecha de género que existe en el sector de la ciencia, la tecnología, las ingenierías y las matemáticas.

Con el fin de lograr el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, la Asamblea General de la ONU proclamó esta celebración a finales de 2015.

Y es que las mujeres han aportado su conocimiento al avance de la humanidad, si bien muchas veces han quedado eclipsadas o silenciadas. En ello, sector del automóvil no ha sido una excepción por lo que merece la pena repasar y reconocer su aportación a esta industria.

Afortunadamente esa brecha se ha comenzado a cerrar y hoy en día, y, sin ir más lejos, María Helena Antolin es vicepresidenta del Grupo Antolin (multinacional española que diseña y fabrica componentes y módulos para el interior del automóvil) y presidenta de Sernauto (Asociación Española de Proveedores de Automoción) o Marta Blázquez es vicepresidenta de Faconauto (Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción).

La mujer y el automóvil

Son muchos los nombres de mujeres que podrían traerse a este post, ligados a la automoción y que merecen ser recordadas como Mary Anderson, inventora del primer limpiaparabrisas. Tras observar los inconvenientes que provocaba la acumulación de suciedad, hielo y agua en el cristal de un tranvía, teniendo que bajarse el conductor para limpiarlo, Anderson patentaba en 1903 el primer dispositivo limpiaparabrisas efectivo.

Tampoco podemos olvidar a Bertha Benz, la primera mujer conductora de la historia, tras ponerse al volante de un triciclo motorizado, fabricado por su marido Karl Benz en 1888. O Margaret A. Wilcox, una de las primeras mujeres en ingeniería mecánica que creó y patentó en 1893 la primera calefacción para automóviles.

Y tantas y tantas otras como Sophie Opel, la primera mujer en dirigir una de las mayores factorías de automóviles a nivel mundial, Opel, tras fallecer su marido Adam Opel. O Dorothy Levitt, que se convirtió en 1903 en la primera mujer inglesa que participó en una competición de automovilismo.

Además de destacar por su trayectoria como piloto, Levitt fue una de las precursoras en el uso del espejo retrovisor, dado que Dorothy utilizaba un espejo de mano cuando conducía y lo elevaba, ocasionalmente, para tener una visión trasera del vehículo.

Margaret E. Knight, Florence Lawrence…

Otro de los inventos que las mujeres aportaron a la automoción fue el intermitente y la luz de freno, obra de Florence Lawrence, actriz e inventora canadiense. Lawrence fue una de las mayores estrellas del cine en los primeros años del séptimo arte. Gracias a ello amasó una importante fortuna que le permitió coleccionar coches (su padre había sido constructor de carros).

Su pasión por  los coches le llevó a inventar un artilugio en forma de palo que se movía para indicar si el coche iba a girar hacia un lado u otro y una señal de stop que aparecía en la parte de atrás cuando el conductor accionaba el pedal de frenos. Aunque no patentó ninguno de estos ingenios, las empresas automovilísticas se afanaron en adquirirlos.

Asimismo, no podemos dejar de mencionar a Margaret E. Knight, que investigó y trabajó en el desarrollo del motor rotativo. Además, con cerca de 30 patentes y más de 90 inventos para la industria textil, papelera o la automoción, su mayor aportación en esta última fue la invención de la válvula de camisa, pieza fundamental del motor.

En 2006 entró en el Salón de la Fama de los Inventores Nacionales ( NIHF, por sus siglas en inglés ), una organización estadounidense sin fines de lucro que reconoce a los ingenieros e inventores individuales que poseen una patente norteamericana de tecnología altamente significativa.

Más mujeres relevantes

Helene Rother (1908-1999) fue una diseñadora francesa de joyas y accesorios de moda que huyó de la Francia ocupada por los nazis con su hija Ina de siete años en 1942. De allí, escapó a Estados Unidos donde se convirtió un año después en la primera mujer en trabajar como diseñadora de automoción cuando se unió al equipo de diseño de interiores de General Motors en Detroit.

Cuatro años después, abrió su propio estudio de diseño, especializándose en diseños para interiores de automóviles, muebles…

Alice H. Ramsey fue, por ejemplo, la primera mujer en cruzar en coche EE.UU. desde Nueva York a San Francisco en un viaje de más de 6.100 km en 1909 —con tan sólo 22 años—; Rosa Parks, mujer negra que se sentó en una zona restringida para blancos en un autobús y que fue a la cárcel por ello; o María Teresa De Filippis, primera mujer en conducir un F1;

También podemos destacar a la Baronesa Van Zuylen, la primera mujer en participar en una competición internacional de carreras de coches; Michele Mouton, subcampeona del mundo de rallies en 1982; Mary Barra, la primera mujer en presidir una compañía automovilítica global (General Motors)… y, afortunadamente, muchas más.

Confía en Autofit

Tampoco debemos olvidar a Catalina García (la primera mujer en obtener el carné de conducir en España), Piedad Álvarez (la primera taxista), María de Villota (la primera española en la Fórmula 1) y tantas otras.

Como ves, la mujer también ha influido de manera determinante en el desarrollo de la automoción a nivel mundial y es de justicia reconocerlo y recordarlo. Sin embargo, si hay algo que no nos diferencia a hombres y mujeres es la necesidad de mantener nuestros coches en perfecto estado para contribuir a la mejora de la seguridad vial.

Por eso, seas hombre o mujer, confía en los profesionales de Autofit para mantener o solucionar cualquier problema que pueda surgir en tu coche. Los talleres de nuestra Red trabajamos día a día para ser tu mejor opción cada vez que tengas que reparar o efectuar una operación de mantenimiento a tu vehículo.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

Lo que debe la automoción a las mujeres inventoras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad