junta de culata

El principal motivo de avería de la junta de culata es el deterioro.

La junta de culata es un componente esencial en los coches ya que une la culata con el bloque motor consiguiendo un cierre hermético. Es capaz de soportar las elevadas temperaturas que genera el motor así como el paso de aceite y agua a través de sus orificios. Su función es pues clave y su ubicación estratégica, por lo que un daño en la junta de culata puede generar problemas, algunos graves, a tu coche y a tu economía.

Pero no te alarmes, porque un buen mantenimiento y observar el comportamiento de tu vehículo pueden ayudarte a prevenir estas averías.

¿Por qué se estropea la junta de culata?

El principal motivo de avería de esta pieza es el deterioro. Un sobrecalentamiento del motor, pérdidas de agua o refrigerante, un mal ajuste de la culata sobre el bloque moto, un mal flujo del refrigerante en el circuito, una bomba que no funciona adecuadamente, un termostato en mal estado o un radiador que no cumple correctamente su función pueden ser algunas de las causas por las que la junta de culata deja de hacer bien su función.

Síntomas de posibles problemas en la junta de culata

Pero si eres previsor y observas el comportamiento de tu coche puedes evitar que el mal sea mayor. Hay una serie de síntomas que pueden advertirte sobre posibles problemas en la junta de culata.

Por ejemplo,  si tienes el nivel de líquido refrigerante bajo sin pérdida localizada y necesidad de reposición continua de anticongelante; la temperatura del motor es más alta de lo normal; observas que sale agua por el tubo de escape o un humo blanquecino; percibes una repentina subida del nivel de aceite por la presencia de anticongelante en el aceite motor (en tal caso verás que el aceite del motor se vuelve de color café con leche); un consumo anormalmente alto de agua o de aceite motor, o detectas presencia de aceite del motor en el circuito del anticongelante deben hacerte sospechar de que algo va mal.

Ante cualquiera de estos indicios, no lo dudes, y acude a tu taller Autofit en la menor brevedad de tiempo posible. Un diagnóstico a tiempo te puede ahorrar muchos problemas y dinero.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar