aceite

Cada vez que cambies el aceite de tu vehículo cambia también el filtro de aceite, así evitarás que se filtren los residuos acumulados en el aceite nuevo.

Es importante recordarte lo significativo que es realizar un correcto mantenimiento de tu vehículo siguiendo las pautas del fabricante. Ya sabes que llevar a cabo una buena puesta a punto de tu coche de forma periódica aumenta la durabilidad del vehículo a lo largo de los años. Uno de los componentes que deben ser chequeados y cambiados con cierta frecuencia es el aceite y el filtro de aceite.

Cambiar el aceite es una de las labores de mantenimiento más importantes para garantizar el correcto funcionamiento del motor y muchas veces no se tiene en cuenta. El paso del tiempo y los kilómetros son los principales causantes del deterioro de éste.

El aceite es el encargado de proteger el motor contra la corrosión, la polución, el desgaste durante el arranque en frío o el sobrecalentamiento, por ejemplo. Sin él el motor no funcionaría o lo haría con dificultad. Es por este motivo que te recomendamos revisar una vez al mes los niveles de aceite de tu vehículo y acudir a las revisiones en la fecha recomendada por el fabricante o por tu taller Autofit.

Además del motor, los rozamientos de las piezas y engranajes móviles del motor deben estar también bien lubricados con el fin de reducir su desgaste. Para ello es necesario que el aceite esté libre de partículas extrañas que puedan desgastar las piezas, y es cuando entra en juego el filtro del aceite. Pero vayamos por partes.

¿Cuándo cambiar el aceite?

Cada motor tiene un intervalo de cambio de aceite propio que puede variar entre los 10.000 y los 30.000 km y/o cada uno o dos años, encontrarás este dato en la ficha de mantenimiento de tu vehículo.

No cambiarlo o retrasar en exceso su cambio puede llegar a provocar una rotura del motor, ya que con el paso del tiempo el aceite se ensucia, pierde su eficacia y hasta puede evaporarse.

¿Y el filtro de aceite?

Con el filtro de aceite ocurre exactamente lo mismo. Lo ideal es que sigas las indicaciones del fabricante, pero a modo orientativo podríamos decir que su vida útil ronda los 10.000 kilómetros.

Su labor principal es la de aislar del motor la suciedad del aceite, aportándole seguridad y protección al mismo. Desde Autofit te recomendamos sustituirlo cada vez que realices un cambio de aceite al vehículo, así evitarás que se filtren los residuos acumulados en el aceite nuevo.

Y recuerda que cambiando de manera regular tanto el aceite como el filtro de aceite garantizas un mejor rendimiento y una mayor vida útil del motor de tu vehículo. Confía en los profesionales de Autofit para el mantenimiento de tu automóvil.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar