¿Cuáles son los conductores europeos más multados en España?España, por su posición estratégica y por la cantidad de atractivos que ofrece, atrae todos los años a millones de conductores europeos, ya sea por trabajo o por turismo. Esta realidad esconde dos generalizaciones y una realidad incontestables: los franceses corren demasiado, los polacos pagan poco y en ninguna provincia los europeos reciben tantas multas como en Castellón.

Así lo desvela el informe de la Dirección General de Tráfico ‘Denuncias por exceso de velocidad cometidas en España con vehículos con matrículas de la Unión Europea’. De él puede extraerse otra conclusión: los conductores de la UE tienen la sensación de que en España no se multa, pero miles de ellos se llevan de ‘recuerdo’ la foto de un radar.

Unos radares que seguirán aumentando en número en nuestras carreteras y que obligan a levantar el pie del acelerador para conducir más seguros, del mismo modo que un mantenimiento periódico de nuestro coche también contribuye a mejorar nuestra seguridad vial.

Y para cuidar tu coche, dónde mejor que en los talleres Autofit. Ponte en manos de los profesionales de nuestra Red. Trabajamos día a día para seguir siendo tu mejor opción para reparar o mantener tu coche.

Multas a conductores europeos en 2018

La DGT interpuso el año pasado 170.475 denuncias a vehículos de otros estados de la UE, especialmente procedentes de Francia (56.453), Portugal (43.643) y Reino Unido (21.384). Entre todos los países de la Unión, suman el 7,3% de las sanciones que tramita Tráfico por sobrepasar los límites de velocidad. Y los cinemómetros registraron que, en proporción, los conductores europeos incumplen más gravemente que los españoles.

Ranking multas a extranjeros 2018

El 14,6% de las sanciones impuestas corresponden, según el informe, a excesos de velocidad que a un conductor español le supondrían la retirada de “al menos 2 puntos” en el carné. Los coches con matrícula española también corren de más, pero más moderadamente: las multas conllevan detracción de puntos solo en el 7,8% de los casos.

El informe de Tráfico menciona los puntos sólo como argumento comparativo: no puede retirarlos a los conductores de otros países miembros hasta que la Unión Europea no unifique los permisos de conducir de sus estados, un proyecto pendiente.

De hecho, la DGT solo multa a los europeos desde 2015. Por eso, los autores del informe perciben “cierta sensación de impunidad entre los conductores que provienen de otros países”, aunque también otorgan un margen de confianza a los automovilistas y mencionan un posible “desconocimiento de los límites”.

A más turismo ¿más multas?

Por otro lado, el informe apunta que parece lógico asociar el número de infracciones al número de turistas de cada país europeo que visita España con sus vehículos. Y, en este sentido, constata que las multas se acumulan entre mayo y octubre, “destacando agosto”.

Esta clasificación de turistas foráneos la encabezaron en 2018, según el INE, Reino Unido, Alemania y Francia. También las habituales sanciones a automovilistas portugueses en la Raya (de Pontevedra a Huelva) y a los franceses en Navarra confirman que la cercanía engorda los números.

En el estudio faltan, no obstante, datos que podrían corroborar aún más esta idea, pues la DGT no cuenta con las cifras del País Vasco ni de Cataluña, comunidades fronterizas pero con las competencias de tráfico transferidas.

¿Y pagan las multas los conductores europeos?

Como en todo, no todos los conductores responden igual ante las multas. Los conductores británicos son los más cumplidores pues se hacen cargo del 66,7% de las multas tramitadas, seguidos en la clasificación por los alemanes (65,2%), holandeses (61,8%) y belgas (59,1%).

En el lado opuesto de la lista aparecen los polacos, que pagan el 33,3% de las infracciones, muy por debajo de la media europea (57,8%).

La velocidad en otros países

En Europa, existen bastantes leyes de tráfico más laxas que las de España en este sentido. El RACE recuerda que en las vías rápidas de Francia y Luxemburgo se puede conducir a 130 km/h, excepto con lluvia o baja visibilidad.

También establecen ese máximo en Italia, Croacia, Dinamarca, Austria, Eslovaquia, República Checa y Rumanía, y en algunas vías de Eslovenia, de Grecia, Países Bajos y Hungría; en Lituania, del 1 de abril al 31 de octubre.

En Alemania, unos 6.500 kilómetros de la red de autopistas no cuentan con límite de velocidad, y en Bulgaria y Polonia hay vías señaladas a 140 km/h.

En carreteras secundarias, en cambio, sólo se permiten los 100 km/h en algunas carreteras convencionales de Alemania, Austria, Polonia, Rumanía e Irlanda. El límite está en 80 km/h en Francia, Suiza, Países Bajos, Noruega, Malta, Finlandia, Dinamarca y Chipre, y en 70 km/h en Suecia. España lo redujo este año a 90 km/h.

 

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar