Consejos para proteger el coche del Sol

proteger el coche del SolEl Sol es imprescindible para la vida, pero la exposición directa al mismo por un período de tiempo continuado no deja de entrañar riesgos. También para la carrocería, e incluso el interior, de nuestro coche. Así que toma nota y no dejes que los rayos ultravioleta del astro rey jueguen una mala pasada a tu automóvil. Son el peor enemigo -después de una colisión- de su carrocería. Toma nota de estos buenos consejos para proteger el coche del Sol.

El calor extremo, las elevadas temperaturas, y la radiación ultravioleta, afectan al buen aspecto de nuestro coche. ¿El resultado? Un envejecimiento prematuro de nuestro vehículo. Por eso, sobre todo en verano, es conveniente extremar la precaución y no exponer “demasiado” nuestro vehículo al sol.

¿Afectan el Sol y la radiación a nuestro coche?

Los primeras partes del automóvil que se ven afectadas por el Sol son las exteriores. Fundamentalmente hablamos de la pintura, las molduras y gomas, pero también de los faros y pilotos, y del salpicadero y la bandeja trasera si hablamos de los elementos interiores.

En el caso de la pintura, la exposición prolongada al Sol se traducirá en pérdidas de brillo y color. Los acabados rojos, amarillos, negros y blancos son los que más sufren. Los efectos son sobre todo visibles en los vehículos más antiguos, pintados con sistemas de pintura menos avanzados, en los que no es extraño ver cómo dichos tonos han evolucionado hacia rosas, beiges y los blancos sin brillo.

Molduras y gomas

En el caso de molduras y gomas, el efecto del Sol se traduce en materiales que se resecan, resquebrajan y acaban adquiriendo un aspecto blanquecino. Presta especial atención a las escobillas limpiaparabrisas -fabricadas en buena medida con elementos de caucho o derivados-, para que no pierdan efectividad y puedan responder adecuadamente cuando las necesites. Del mismo modo, las gomas del maletero y las puertas pueden perder propiedades comprometiendo la estanqueidad.

En cuanto a los faros y pilotos del sistema de señalización, una exposición prolongada al sol hará que pierdan su brillo y se vayan volviendo opacas paulatinamente. ¿El resultado? Una pobre iluminación de la carretera que pondrá en un compromiso tu seguridad.

Por último, recuerda que una exposición prolongada al Sol del coche también puede incidir en la tapicería o el funcionamiento de los sistemas de infoentretenimiento del coche.

Consejos para proteger el coche del Sol

  • Lo mejor para proteger el coche del Sol es no exponerlo al mismo. Aparca a la sombra siempre que sea posible.
  • Haz uso del tradicional parasol.
  • Aplica cera protectora a la carrocería de tu coche. Te ayudará a mantener la pintura y el buen aspecto de tu coche por más tiempo.
  • No laves tu automóvil con agua excesivamente caliente.
  • Y si tu carrocería o elementos exteriores necesitan de un profesional, ya sabes dónde encontrar a los especialistas de tu taller Autofit.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

Consejos para proteger el coche del Sol
5 (100%) 1 voto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad