Consejos para que los neumáticos de tu coche pasen la ITVDos de cada diez defectos graves en las ITV en 2016 se debieron a fallos en el apartado de ‘Ejes, Ruedas, Neumáticos, Suspensión’ del Manual de Procedimiento utilizado en las estaciones de inspección técnica de vehículos. En total de los 6,89 millones de defectos graves detectos en las inspeciones el año pasado 1,49 millones estuvieron en este apartado.

Desde Autofit ponemos especial interés en que tu coche pase la ITV a la primera por lo que siempre te recomendamos que mantengas tu vehículo en óptimas condiciones para circular en todo momento. Del mismo modo, si debes pasar la inspección técnica es recomendable que acudas a tu taller de confianza para que lo revisen antes de realizar este trámite, ya que te evitará disgustos.

Si tienes el coche a punto es más sencillo que no tengas problemas y tu paso por la ITV sea favorable a la primera y te olvides hasta dentro de uno o dos años (en función de la antigüedad de tu coche, si es un turismo de uso particular).

Como decíamos, uno de los defectos que más se observan en las ITV son los fallos en los neumáticos, uno de los elementos clave del vehículo, pues son los que mantienen al vehículo sobre el asfalto por lo que circular con los neumáticos en buen estado es clave para tu seguridad en carretera.

¿Qué mirarán de tus neumáticos en la ITV?

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de montar unos neumáticos es que estén homologados. Para comprobarlo es muy sencillo ya que en el lateral, junto a la numeración que indica el tamaño, diámetro, índice de velocidad… aparecerá un código de homologación ECE obligatorio para que los neumáticos puedan rodar por Europa.

El código estará compuesto normalmente por una “E” acompañada de un número dentro de un círculo más un código alfanumérico. La ‘E’ y el número rodeados por un círculo indican que se trata de un neumático con homologación ECE, identificando el número al país donde ha sido fabricado el neumático. Del código numérico que aparece a continuación, los dos primeros dígitos indican la Regulación de Serie por la que fue aprobado, así, si aparece un “02” a la cabeza del código indica que el neumático ha sido aprobado por la Regulación de Serie ECE 30, que regula los neumáticos de pasajeros.

Por otro lado, es importante que sepas que los neumáticos deben ser iguales en el mismo eje. Si son distintos, te rechazarán en la ITV. De ahí, que sea más que aconsejable que cuando realices el cambio de neumáticos lo hagas por pares (o los cuatro a un tiempo) y que sean de la misma marca, modelo, tamaño…

Mira la ficha técnica antes de cambiar los neumáticos

En cuanto a las dimensiones de los neumáticos, estás deben ser coincidentes o equivalentes a las que aparecen en la tarjeta ITV o en la homologación de tipo de tu coche. El diámetro exterior del neumático podrá tener una tolerancia del +/-3%. En la Tarjeta de ITV de tu coche vienen especificadas las dimensiones que puede montar.

Los índice de capacidad de carga y categoría de velocidad, por su parte, podrán ser superiores a los del neumático homologado en la ficha técnica, pero nunca inferiores. En tu taller de confianza te aconsejarán cuáles son los neumáticos adecuados para tu coche y no tengas problemas a la hora de pasar la ITV.

Asimismo, muchos neumáticos están diseñados para girar en un único sentido con el fin de maximizar sus prestaciones (unidireccionales), indicándose en el exterior de la carcasa con una flecha que señala el sentido de giro o con el texto ‘outside’ (lado exterior). Si acudes a un taller de confianza no tendrías que tener problemas con esto, pues en el momento de montar tus neumáticos, el profesional habrá puesto especial cuidado en este detalle.

Neumáticos en buen estado

Además de estos aspectos más ‘técnicos’, debes tener en cuenta siempre que el límite legal del dibujo para poder circular sin que te multen en España es de 1,6 mm, por lo que si acudes a la ITV con unos neumáticos por debajo de este nivel serás rechazado de inmediato. No apures el cambio de neumáticos (los fabricantes recomiendan hacerlo cuando alcanzan los 3 mm) y no tendrás problemas ni en las inspecciones técnicas ni en la carretera.

Del mismo modo, llévalos siempre con la presión adecuada y comprueba que no presentan un desgaste regular en todo el ancho del neumático y en el contorno de la banda de rodadura (estos defectos indican problemas de alineación o desajuste en el eje correspondiente), como que no tengan ampollas, deformaciones, roturas…

También debes comprobar que el neumático no interfiere con otras partes del vehículo (en la ITV lo analizarán (tanto en el giro de las ruedas a ambos lados, como en las oscilaciones ascendentes y descendentes de la carrocería).

Por último, también comprobarán el funcionamiento del sistema de control de la presión de aire de los neumáticos (TMPS), mediante su propio sistema de autodiagnóstico. El incorrecto funcionamiento de este sistema será sealizado mediante un testigo luminoso o mensaje en el cuadro de instrumentos. Este sistema es obligatorio en todos los vehículos de la UE desde noviembre de 2014, pero ya antes muchos vehículos montaban este dispositivo.

Confía en Autofit

Mantener tu vehículo en buen estado, especialmente los neumáticos, aumenta tu seguridad en carretera y más en verano, época en la que nuestros desplazamientos con el coche aumentan. Confía en los talleres de Autofit si debes pasar la ITV o tus neumáticos necesitan ser sustituidos. Los expertos de nuestra red son la mejor opción para un buen mantenimiento de tu vehículo.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar