embrague

Una avería en el embrague es bastante costosa con las que te puedes encontrar, por lo que conviene usarlo adecuadamente.

La forma que tienes de conducir no solamente hace que gastes más o menos combustible, sino que también influye en la vida útil de determinados componentes que forman parte del vehículo. Uno de ellos es el embrague.

El embrague es una pieza fundamental en los coches manuales, ya que sin él no se podrían cambiar las marchas. Se encarga de transmitir la potencia del motor hasta la caja de cambios del automóvil y por consiguiente a las ruedas de tracción de los automóviles. Está ubicado en el volante de inercia del motor y consta de varios elementos: volante motor, disco de embrague, maza de embrague y collarín.

Se puede decir que su avería es una de las más caras con las que te puedes encontrar, y en la mayoría de las veces el conductor es el principal culpable de ellas. Así que si quieres evitar tener problemas con él es fundamental conducir de forma suave y no hacer cambios de marchas bruscos.

¿Qué hacer para que el embrague dure más?

  • No lo sueltes de forma brusca una vez tengas engranada la marcha.
  • En las paradas cortas, como por ejemplo, en los semáforos, no estés con una marcha puesta. Pon punto muerto y no lo pises hasta que el semáforo se ponga en verde.
  • Evita conducir con una mano en el volante y la otra sobre la palanca de cambios. Este mal hábito que tienen muchos conductores acorta la vida útil del embrague.
  • No mantengas el pie pisado sobre él mientras vayas conduciendo.
  • Al hacer cambios de marcha pisa el pedal de forma suave pero hasta el fondo.
  • Cuando quieras salir de una cuesta, usa el freno de mano.

Toma nota de estos consejos y si tienes dudas, acércate a Autofit.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar