sentarse al volante

Sentarse correctamente al volante es crucial para tu seguridad vial.

El hecho de conducir lleva implícito múltiples factores que lo condicionan. Uno de ellos es el sentarse correctamente. Pero, ¿lo haces bien? Quien tiene carnet de conducir, lo primero que probablemente olvida es cómo sentarse al volante. Gran error.

La seguridad vial empieza antes de iniciar la marcha. Algo que casi nadie tiene en cuenta. Así que presta atención en cuál es la posición ideal al volante. De esto modo, si te ves involucrado en una colisión, lograrás minimizar las posibles lesiones.

Sentarse bien, clave para la seguridad

Lo primero que debes hacer es colocarte bien el asiento. La altura del asiento, cuanto más abajo mejor, pero sin perder la visibilidad, claro. Si el asiento está muy elevado, tu cabeza estará más cerca del techo, y en caso de vuelvo, correrás más peligro.

Asimismo, el asiento debe estar colocado de tal manera que al sentarte, las piernas te queden semiflexionadas. De tal manera que al pisar el embrague a fondo la pierna aún debe quedar ligeramente flexionada pero al soltar el pedal ni los muslos ni las rodillas deben quedar demasiado cerca del volante. De esta manera, en caso de impacto, la flexión permite absorber el golpe evitando lesiones y roturas en las piernas y la cadera

La regulación del respaldo también es importante. No se trata de tumbarse en una tumbona o en una butaca. Mientras se conduce la espalda tiene que estar totalmente apoyada en el respaldo. Un truco para comprobar si tu posición es la adecuada consiste en estirar los brazos por encima del volante. Si las muñecas te queden apoyadas sobre la parte superior de volante sin separar los hombros del respaldo esa es la postura ideal.

La posición de los brazos a la hora de coger el volante es muy importante también. Siempre han de estar semiflexionados.

Colocar correctamente el reposacabezas es también fundamental en caso de accidente, por mínimo que sea. Para evitar lesiones cervicales debe estar situado a menos de 5cm de la parte posterior de la cabeza.

Al sentarse, hay que ajustar bien el cinturón

Al igual que también es vital colocarse bien el cinturón de seguridad. Hay que ponerlo de forma que no podamos “colarnos” por él y que quede lo suficientemente tenso, para que, en caso de choque, nuestro cuerpo se mueva lo menos posible.

Y antes de iniciar la marcha comprueba los espejos retrovisores, tanto el interior como los exteriores. Un truco muy sencillo para los laterales es ir abriendo su ángulo justo hasta que se pierda la visión del lateral del coche.

Todos estos consejos son cruciales para tu seguridad, al igual que lo es tener a punto el coche. Así que si aún no lo has hecho acércate a un taller Autofit.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar