Repintado de coches

Confía en los profesionales de Autofit para pintar tu coche.

¿Te has lanzado a darle una manita de pintura a tu casa? ¿Eres de los que sacas lustre a esa valla que llevaba años pidiendo que le quitaran el óxido? Sin embargo, ¿sabes cómo se pinta un coche?

Esta operación no se puede comparar a estos y otros ejemplos que se te puedan ocurrir. Por muy manitas seas, hay trabajos que requieren la mano de un profesional para que los resultados sean óptimos y duraderos.

A parte de las herramientas, instalaciones y productos correctos, también es necesaria una adecuada formación para que nuestro coche quede como el primer día tras un golpe o para renovar los daños que el paso del tiempo, la climatología u otros agentes externos hayan podido causar en la carrocería.

Cómo se pinta un coche, explicado por un profesional

Desde Autofit te vamos a contar a grandes rasgos cuáles son los pasos esenciales de cómo se pinta un coche de forma profesional.

En primer lugar, es necesario lijar la superficie a repintar. Además de las herramientas adecuadas, es necesario el uso de disolventes para limpiar las impurezas y suciedad que puedan quedar.

A continuación, en caso de que la chapa tenga golpes de importancia, puede ser necesaria la utilización de masillas para rellenarlos. Después, se realiza el alisado de la superficie para que la abolladura desaparezca.

Es importante aplicar la cantidad correcta para evitar posibles problemas de adherencia tanto en la propia masilla como en sustratos posteriores.

De hecho, si los desperfectos son notables, quizás sea necesario alguna intervención extra en la carrocería o, incluso, haya que sustituir la pieza en cuestión.

El siguiente paso de cómo se pinta un coche es la imprimación, que concluye con un nuevo lijado de la superficie.

La finalidad de la imprimación es proteger la chapa de la oxidación en el caso de los substratos metálicos y en las superficies plásticas, promover de adherencia las fases del pintado.

La importancia de la pintura

Tras estas etapas, la carrocería queda lista para aplicar la pintura. Aquí es muy importante tener en cuenta el tipo de pintura que tenga el vehículo (monocapa, bicapa, tricapa, perlado…).

En este paso, resulta muy importante realizar las mezclas correctas de pintura, diluyente, catalizador…, así como dar las manos de pintura apropiadas (al menos dos. También es clave, esperar el tiempo adecuado entre mano y mano o utilizar secadores que ayudan al proceso y fortalecen las distintas capas.

Una vez aplicada la pintura, llega el momento del lacado. Este paso es delicado, ya que el polvo y la suciedad se adhieren fácilmente. Una de las principales ventajas de las cabinas de pintura es el hecho de trabajar en un ambiente libre de partículas.

Con este paso, ya sólo queda el secado del trabajo realizado. Para ello, los talleres cuentan con máquinas especiales de secado que aceleran el proceso para que tu coche quede impecable.

Pinta tu coche en Autofit

Los profesionales en carrocería de Autofit cuentan con la formación, experiencia y herramientas adecuadas para pintar tu coche y que éste recupere el lustre que tenía el día que lo adquiriste. ¡Te esperamos!

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar