Coches menos contaminantes... gracias al tomate.No son pocas las propuestas de los fabricantes de automóviles para reducir el impacto de la industria en el medio ambiente. Desde las más tecnológicas a las más… inverosímiles, como las del fabricante Ford, para tener coches más limpios.

En su afán por conseguir automóviles más respetuosos para el planeta, por ejemplo, está investigando el uso de una amplia gama de recursos renovables. Entre ellos está un arbusto llamado guayule, que se puede encontrar en Arizona (EE.UU), y que puede tener un gran potencial para reducir la cantidad de goma que se importa para su uso en automoción.

Pero no es la única alternativa vegetal que está tratando de incorporar a sus vehículos para hacerlos más “verdes”. Otras propuestas alternativas a la goma basadas en plantas que ya está investigando el constructor incluyen el diente de león, los girasoles y la caña de azúcar. Desde luego, qué sabia es la naturaleza. ¡Hasta en esto nos ayuda!

Coches más limpios usando tomate para fabricar cables y partes del habitáculo

Pero las pruebas de la marca van más allá: junto con H.J. Heinz Company investiga cómo el uso de pieles de tomate sobrantes del proceso de producción del conocido kétchup Heinz podrían ser utilizadas para el cableado de los vehículos o los habitáculos de almacenaje que se utilizan para guardar monedas y otros objetos pequeños.

¿Otras acciones? Ford ya ha utilizado en la rejilla frontal del Focus un híbrido de metal y plástico por primera vez, y ha creado un prototipo de guantera utilizando una planta llamada sisal.

Pero tú también puedes hacer mucho por el planeta con un pequeño gran gesto. Revisa regularmente tu coche: ponlo a punto tu en tu taller Autofit y mantén sus niveles de emisiones a raya. Además, disfrutarás de un automóvil más seguro. Te esperamos.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar