Cómo preparar tu coche para que nada te pare en invierno

Cómo preparar tu coche para que nada te pare en inviernoA las puertas del invierno 2018-2019 conviene que repasemos algunos conceptos básicos para preparar tu coche de forma que nada te pare los próximos meses cuando salgas a la carretera. Un invierno 2018-2019 que comienza el viernes 21 de diciembre a las 23:23 horas, según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional, que informa de que la estación durará 88 días y 23 horas, finalizando el 20 de marzo de 2019 con el inicio de la primavera.

Prácticamente tres meses en los que, aunque la previsión de la AEMET sea que la próxima estación será más húmeda que fría, las temperaturas medias que se alcanzan en la Península son lo suficientemente bajas como para afectar a tu coche y a la conducción. Por eso, no tendría ningún sentido dejar tu coche en las mismas condiciones con las que condujiste con él en verano.

De esta forma, y siguiendo las recomendaciones de la revista ‘Tráfico y Seguridad Vial’ de la DGT, conviene recordar que, para que tu coche circule sin problemas en invierno, hay que vigilar sus elementos clave como el nivel del aceite o del líquido del limpiaparabrisas, el estado de las escobillas, el dibujo y la presión de los neumáticos, el reglaje de los faros, el estado y nivel del líquido refrigerante (o anticongelante).

¿Qué hacer para que nada te pare?

Aunque muchos conductores consideran que el coche no necesita cuidados y que puede aguantar el paso del tiempo sin problemas, es precisamente en los coches de más edad en los que más se ceba el invierno. Sin embargo, un automóvil bien mantenido, tenga la antigüedad que tenga, es capaz de enfrentarse a la peor situación que se te presente.

¿Y qué medidas debo adoptar? En primer lugar, revisa los neumáticos (presión adecuada, que el dibujo esté por encima de los 1,6 mm legales —3 mm es lo aconsejable—, y que no presente grietas ni abolladuras o estén cristalizados). Unos neumáticos en buen estado se agarrarán mejor a la carretera y evacuarán el agua más fácilmente.

Si optas por los neumáticos de invierno recuerda que ya deberías estar disfrutando de sus prestaciones (úsalos de octubre a marzo). Mientras, si llevas neumáticos de verano y lo tuyo son las cadenas, asegúrate de que sabes ponerlas y ten en cuenta de que en tramos de la AP-67 (León-Asturias) y la A-66 (Palencia-Cantabria) está prohibido su uso en nivel de circulación rojo y sólo se autoriza el uso de neumáticos de invierno. Recuerda que una buena opción son los neumáticos ‘todo tiempo’ o ‘all season’.

¿Qué más debo tener en cuenta?

Si los neumáticos son importantes para que nada te pare en invierno, no lo son menos otros componentes de tu coche como, por ejemplo, la batería. Y es que no utilizar a diario el coche, que el coche tenga más de 10 años (y la batería más de 3) son motivos suficientes para que revises su estado en tu taller de confianza. Recuerda que, en esta época, se le exige más trabajo que en otras estaciones (limpiaparabrisas, luces, luneta térmica…).

Precisamente, el líquido y las escobillas limpiaparabrisas son otros de los elementos que debes revisar en esta época del año. Comprueba que el nivel del líquido limpiaparabrisas y rellénalo si es necesario (el depósito está muy accesible bajo el capó de tu coche). Utiliza mejor un líquido específico, ya que el agua del grifo se congelará al bajar la temperatura de 0ºC.

No olvides tampoco comprobar las luces. Un reciente estudio del RACE desvela que tres de cada diez conductores tienen problemas de visión (sensibilidad al deslumbramiento, visión borrosa…) al circular de noche, en especial, con meteorología adversa. Así, comprueba que todo el sistema de alumbrado funciona correctamente y regula la altura de los faros para evitar que deslumbres al resto de conductores. Y si los faros de tu coche amarillean y presentan un aspecto mate, puedes optar por un pulido para mejorar la proyección del haz de luz.

Y por supuesto, revisa los frenos. Según la DGT, la segunda causa de accidente por motivos mecánicos son unos frenos en mal estado. Comprueba que discos, pastillas, líquido de frenos… funcionan correctamente o acude a un taller para que verifiquen su estado. Para ser eficaz una frenada sobre suelo deslizante, tu coche necesita que frenos, neumáticos y amortiguadores están en las mejores condiciones para que cumplan su misión.

Otros consejos para que nada te pare

El aire acondicionado o climatizador es clave para evitar que los cristales se empañen. Si tu coche incorpora el primero, lo más eficaz para desempañar es conectarlo y mezclarlo con aire caliente, poniendo el ventilador a máxima potencia y dirigir las salidas de aire hacia las lunas. Una vez desaparecido el vaho, baja la intensidad del ventilador, pero deja conectado el aire acondicionado mezclado con la calefacción.

Si el coche lleva climatizador conéctalo a una temperatura de 22ºC por ejemplo y aumenta la potencia del ventilador de forma manual. Mientras, utiliza el botón específico de desempañamiento delantero si tu coche dispone de él. Como ves uses el sistema que uses, todo requerirá de una batería en buen estado.

Por último, siempre que vayas de viaje planifícalo y asegúrate de llevar triángulos y chalecos de emergencia. Igualmente, si practicas deportes de invierno y llevas el material necesario (esquís, tablas de snowboard, trineos…) en el techo, asegúrate de que todo va bien sujeto y de que objetos pequeños (como botas) van el maletero.

Confía en Autofit

Aunque no es una actuación específica del invierno, conviene que realices una puesta a punto de tu coche para que nada te pare ¿Y qué debe incluir? Además de la comprobación de los elementos citados, tampoco debe faltar la de las bujías (o de los calentadores), unos inyectores limpios, y la renovación de aceite y filtro (si ha pasado más de un año desde la última sustitución o el kilometraje previsto por el fabricante de tu coche). Tampoco debe faltar la revisión del líquido refrigerante (o anticongelante) y del sistema de refrigeración, filtro de aire y de combustible…

Y los últimos consejos de Autofit: evita las distracciones y el alcohol al volante, y respeta las normas (señalizaciones, límites de velocidad, distancia de seguridad…). Todo ello, junto con un vehículo en bien mantenido contribuirán a que viajes con mayor seguridad.

Confía en los profesionales de nuestra Red cada vez que necesites realizar una operación de mantenimiento o reparación en tu vehículo. Trabajamos día a día para ser siempre tu mejor opción a la hora de cuidar tu coche.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

Cómo preparar tu coche para que nada te pare en invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad