junta de la culata

La junta de la culata, dada su función está sometida a elevadas temperaturas y altas presiones.

La junta de la culata es una pieza que se sitúa entre el bloque motor y la culata. Está diseñada específicamente para encajar perfectamente y proporcionar un cierre hermético. Su función es la de sellar los cilindros para asegurar la máxima compresión y evitar la fuga de aceite del motor que lubrica los cilindros.

La junta de la culata, dada su función está sometida a elevadas temperaturas y altas presiones y por lo general las averías se suelen suceder debido a deterioros de la pieza. Una avería en la junta de la culata es bastante costosa, por lo que detectar a tiempo la anomalía te puede ayudar a ahorrar dinero. Ya que no se trata únicamente de cambiar la junta de culata, sino que hay todo un conjunto de piezas que le siguen:

Síntomas de averías en la junta de la culata

Hay una serie de síntomas que pueden darte pistas acerca de un posible problema en la junta de culata. Estos son:

  • Sobrecalentamiento del motor.
  • Consumo anormalmente elevado de aceite de motor.
  • Consumo anormalmente elevado de agua.
  • Humo gris o blanco en el escape.
  • Pérdida de potencia.
  • Presión elevada en el sistema de refrigeración.
  • Fugas de líquido refrigerante.
  • El color del líquido refrigerante se vuelve marrón

¿Cómo evitar las averías en la junta de la culata?

Lo cierto es que si se tiene que romper se va a romper, pero sí que es verdad que evitando que el coche se sobrecaliente y presentado atención a los testigos luminosos del coche posiblemente podrás prevenir problemas mayores.

Para ello, ante la primera de cualquier síntoma, acude de inmediato a tu taller Autofit para diagnosticar la causa y reparar el fallo antes de que vaya a mayores.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar