Cómo obtener la etiqueta ECO con tu coche de gasolinaConducir un vehículo con etiqueta ECO tiene numerosas ventajas. Una etiqueta que sólo pueden obtener turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos híbridos enchufables con menos de 40 km de autonomía, híbridos no enchufables o vehículos propulsados por gas licuado del petróleo (GLP), también conocido como Autogás, o por GNC.

Esta etiqueta ECO en los vehículos movidos por Autogás se justifica porque en ellos las emisiones de CO2 son hasta un 15% menores que las de los de gasolina y las de NOx son hasta un 70% inferiores respecto a las de los diésel. Además, el GLP prácticamente no emite partículas y el motor reduce los niveles de ruido en un 50% respecto al diésel. De igual forma, ningún componente del Autogás está clasificado como gas de efecto invernadero.

Además, al ser clasificados con la etiqueta ECO de la DGT, pueden circular y estacionar sin limitaciones por el centro de las ciudades, incluso en periodos de restricciones al tráfico por alta contaminación. Asimismo, se benefician de una reducción del 75% en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) durante los 6 primeros años y una reducción del 20% en las zonas estacionamiento regulado.

El GLP, en auge para obtener la etiqueta ECO

Los vehículos de GLP cada vez interesan más y son muchos los conductores que eligen esta opción. Según datos de la DGT hasta octubre de 2018 se matricularon 15.321 unidades —2.197 matriculaciones sólo ese mes— lo que se traduce en cinco veces más que las 3.057 matriculaciones registradas en el mismo periodo de 2017.

Estas cifras muestran un aumento exponencial (un 600%) que refleja la creciente aceptación de este combustible alternativo, en línea con otros mercados europeos y convirtiéndolo en el líder de las llamadas energías alternativas. Traducido a porcentaje, los vehículos de GLP suponían a finales de octubre un 2.1% del total, respecto a un 0,2% de los alimentados por Gas Natural o el 0,7% de eléctricos.

Esta tendencia también se traslada a las transformaciones de vehículos de gasolina a Autogás, pues se estima que se han convertido más de 5.000 vehículos en lo que va de año en toda España. En la actualidad el GLP es el carburante alternativo más utilizado en el mundo con 26 millones de vehículos, 15 millones en Europa y más de 70.000 en España.

Mayor autonomía, otra ventaja

Este carburante es una mezcla de propano y butano, con idénticas prestaciones que los combustibles tradicionales, pero con muy bajas emisiones y una red de repostaje que poco a poco se va incrementando. En España, existen ya 600 estaciones de servicio y el objetivo es superar las 1.200 en 2020.

Además, al poder funcionar con dos combustibles por separado, obtenemos una autonomía que suele ser superior a los 1.000 km y puede llegar a los 1.400 km combinado con la gasolina, muy por delante tanto de los vehículos híbridos como de los convencionales. Además, los tiempos de repostaje son similares a los de los combustibles convencionales.

Transforma para conseguir la etiqueta ECO

Los vehículos de GLP resultan interesantes para aquellos conductores que recorren muchos kilómetros al año, dado que el precio del Autogás es aproximadamente un 50% más barato que la gasolina, lo que supone un ahorro de hasta un 40%. Los que optan por la transformación, ésta se amortiza a los 30.000 kilómetros.

A esto se añade que el mantenimiento de estos vehículos es más económico pues la combustión del Autogás no deja residuos, reduce las averías y proporciona mayor duración del motor ya que el desgaste es menor. El depósito de GLP está perfectamente integrado en el vehículo, normalmente debajo del maletero.

¿Y cómo consigo mi etiqueta ECO? Actualmente la normativa española permite la transformación de vehículos gasolina a GLP siempre y cuando cumplan con la norma Euro3 o posterior. Ciertos vehículos fabricados entre 1995 y 2001 pueden también cumplir con la norma Euro3 y se podrían transformar.

Recuerda que, con tu vehículo de gasolina, a lo sumo, tendrás la etiqueta C de la DGT, si cumple con las normativas Euro4, 5 y 6 (turismos y furgonetas ligeras matriculadas a partir de enero de 2006). En caso contrario, tendrás que conformarte con la etiqueta B (vehículos de gasolina que cumplen la Euro3 matriculados desde enero de 2000). Incluso, es probable que tu coche de gasolina no pueda obtener el distintivo ambiental (si es anterior al 2000).

Confia en Autofit

Y no te preocupes, los talleres Autofit especializados en transformar vehículos a GLP se encargan de todo lo necesario para la legalización del coche y su paso por la ITV, ya que necesita su homologación al tratarse de una reforma de importancia en el vehículo. Así pasarás sin problemas la ITV cuando te toque.

Contacta con tu taller Autofit experto en GLP y descubre cuánto dinero puedes ahorrar convirtiendo tu coche en un vehículo más limpio. Encuentra el más cercano y ponte en contacto con un profesional de nuestra Red para asesorarte sobre las ventajas de esta operación.

Y, se mueva como se mueva tu coche, ponlo en las mejores manos siempre que necesites efectuar cualquier operación de mantenimiento o reparación: las de los profesionales de los talleres Autofit, tu mejor opción.

 

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar

Cómo conseguir la etiqueta ECO con tu coche de gasolina
4 (80%) 1 voto[s]