Remolque

Antes de usar un remolque por primera vez, hay que practicar, ya que se maniobra de forma diferente.

¿Ante cualquier viaje siempre te las ves y te las deseas para meter todo el equipaje en el maletero? ¿Quieres ir a hacer una ruta en bici pero no te entran bien en el coche? Tal vez estés pensando en usar un remolque. Antes de empezar a utilizarlo has de ser consiente que su uso va a modificar de forma notoria el comportamiento y la respuesta de tu coche, y que debes cumplir una serie de condiciones antes de hacer uso de él.

Acoplar un remolque a un vehículo no es tan sencillo. Hay que cumplir una serie de medidas de seguridad y hay que tener en cuenta el tipo de vehículo que se encargará de tirar del remolque, ya que no todos los coches pueden empujar sin problemas la carga prevista. En la ficha técnica del vehículo puedes verificar los datos de peso máximo, carga máxima y carga máxima remolcable.

A continuación te ofrecemos una serie de consejos que debes tener en cuenta antes de empezar a circular con un remolque. Toma nota.

Consejos para circular con remolque

Antes de usar un remolque, ten en cuenta estos consejos, no sólo por tu seguridad sino por la de todos:

  1. Comprueba que tienes el carnet correcto. Si el remolque es pesa menos de 750 kg –remolque ligero-, con el permiso de coche es suficiente. Pero si el remolque supera ese peso has de tener un permiso especial.
  2. Aunque parece obvio, tal vez no sepas que para acoplar un remolque debes instalar una bola de enganche, conocido popularmente como bola, a tu coche. Ha de estar homologada y una vez instalada ha de pasar la inspección técnica ITV.
  3. El remolque que uses también debe estar homologado, y debe contar con un porta matrículas y luces de frenado, de posición e intermitentes.
  4. Revisa los neumáticos. Verifica que los neumáticos no presentan signos de desgaste ni deformidades. Asimismo, tendrás que tener en cuenta la presión, ya que la debes adaptar al usar del remolque.
  5. Practica antes de usarlo. Si nunca has conducido un remolque debería practicar un poco en alguna zona amplia, ya que varía mucho la forma de conducir, sobre todo a la hora de dar marcha atrás, de efectuar cualquier giro o de enfrentarse a una cuesta.
  6. Comprueba las luces. Antes de iniciar la marcha has de verificar que todas las luces funcionen correctamente y se vean bien. La matrícula también ha de estar limpia ya que te pueden sancionar si no es bien visible.
  7. Ordenar la carga, fundamental. Repartir correctamente la carga en el remolque es muy importante para la seguridad ya que de ello dependerá la estabilidad de marcha. Hay que intentar que el centro de gravedad quede justo delante de las ruedas del remolque y lo más bajo posible.
  8. Aumenta la seguridad. Al llevar un remolque es necesario mantener una mayor distancia de seguridad con los vehículos que te preceden, ya que en caso de frenada de emergencia nos será más difícil frenarlo. También hay que ser conscientes que a la hora de efectuar adelantamientos precisarás de una mayor distancia para incorpórate.
  9. Toma conciencia. En el momento que decides acoplar un remolca tienes que cambiar el chip y hacerte a las nuevas dimensiones y peso del vehículo. También tienes que tener cuidado con el viento lateral, ya que influye mucho en la conducción con remolque.
  10. Los remolques que superen los 750 kg. de peso –los que llevan una placa de matrícula roja propia- están obligados a pasar cada dos años la ITV hasta los seis años. Luego le revisión será más a menudo.

Acércate por cualquiera de los talleres Autofit, sus profesionales te asesorarán y te recomendarán el mejor remolque para tu vehículo.

Valora el artículo y ayúdanos a mejorar